Inicio > Autoayuda > Qué tipo de infiel eres? Enterate aquí

Qué tipo de infiel eres? Enterate aquí

Qué tipo de infiel eres?

Se puede definir a la infidelidad como la ruptura de un contrato, acuerdo o pacto implícito o explícito, en el cual uno de los dos miembros en una pareja tiene algún tipo de relación con una tercera persona. Si bien esto puede sonar muy claro, a veces los límites de qué es lo que se considera una infidelidad varía de persona a persona.

Hay muchas personas que piensan que si no hubo sexo no es infidelidad, para ellos los besos no contarían. Otras más extremistas creen que tan sólo basta pensar en serlo o fantasear con otra persona. Y hay algunas otras que, por ejemplo, se permiten histeriquear y seducir gente constantemente, llegando a entablar largas charlas y devaneos amorosos no lo consideran una infidelidad, aunque habría que ver que piensan de eso sus parejas.

La confianza de las personas es la que más sale perjudicada después de que una infidelidad es descubierta. La persona engañada tendrá dificultades en volver a creer, en confiar nuevamente cuando no se cumplió con lo que tenían pactado o convenido. Hay que recordar que este tipo de contratos son arreglos implícitos que no suelen estar explicitados, son reglas que se aceptan por parte de ambos miembros, en donde la exclusividad suele ser un factor común en la mayoría de las relaciones.

Se utilizan los términos infidelidad y adulterio como sinónimos, pero existe una diferencia entre ambos. Adulterar significa “viciar” o “falsificar una cosa”, “corromper” o “mezclar”.

El vocablo adulterio es un término que se utiliza para aquellos que teniendo un vínculo legal con otra persona, estando casados, mantienen relaciones sexuales con un tercero que no es el marido ni la esposa. En cambio, la infidelidad representa una ruptura de un pacto tácito de exclusividad tanto afectiva como sexual, entre dos personas que libremente toman la decisión de compartir sus vidas en una relación de pareja, independientemente de si existió o no un compromiso legal.

La infidelidad no es un fenómeno homogéneo, existen diferentes tipos y grados de la misma. Si bien hablo en forma general de la ruptura de un compromiso como es la infidelidad, es importante partir del acuerdo de exclusividad, tácito o explícito, que cada pareja hizo en forma particular. Por eso propondré dos tipos de clasificaciones una breve y otra ampliada.

Clasificación breve

Infidelidad accidental: aquella que no es esperada ni buscada.

Infidelidad pura: se da en aquellas personas que engañan frecuentemente a su pareja.

Aventura romántica: refiere a las ocasionales que se llevan a cabo como un escape de la realidad y la monotonía.

Arreglos especiales: aquellos acuerdos en donde se permite, por ejemplo en el caso de separaciones temporales y en esos momentos existe una infidelidad.
Clasificación ampliada

En todos los casos siguientes se presupone que la persona en cuestión está comprometida en algún tipo de relación, en donde existe un vínculo afectivo de cierta exclusividad.

En cuanto a las relaciones sexuales:

Infidelidades sin relación sexual: donde existen juegos de seducción, besos, abrazos, etc., pero no existe intimidad sexual.

Infidelidades con relación sexual: Se refiere a aquellas en donde existió o existen relaciones sexuales.

En cuanto al grado, tiempo e involucración afectiva de la infidelidad:

Infidelidad de pensamiento, fantasías: Ideas o pensamientos que se tienen con un tercero.

Devaneos amorosos o juegos de seducción: existe una seducción constante, sin llegar a concretar nada, más allá del juego de las insinuaciones

Infidelidades platónicas: Personas piensan en alguien en particular, ocupando gran parte de su día fantaseando con su amante imaginario, sin que exista una relación de amantes en la realidad.

Infidelidades de una vez: Se limitan a un único encuentro, acá se incluye al sexo pago, los encuentros de una noche, etc.

Infidelidades esporádicas: Se dan en forma ocasional, con frecuencia baja y sin una involucración afectiva importante.

Infidelidades fijas: Con una misma persona en forma sostenida, pero espaciadas en el tiempo, en general se dan encuentros en donde el principal motivo es sexual.

Infidelidades plenas o puras: Se mantienen en el tiempo y se comparten salidas, afecto, sexo y existe entre los amantes un vínculo relativamente estable.

Infidelidades compulsivas: Son aquellas en donde la persona constantemente engaña a su pareja. No se deja pasar una oportunidad de ser infiel. En casos graves pueden tener dificultades en controlar el impulso sexual y pueden caer en situaciones de promiscuidad sexual.

Doble vida: La persona involucrada forma dos familias paralelas, existen vínculos afectivos, sólidos y estables con ambas.

Fuente: http://tn.com.ar/salud/actitud/que-tipo-de-infiel-sos_781458

Te puede interesar >>>

El amor no alimenta, pero sí engorda

Las fases más pasionales del amor son las de las frases de amor, los mensajes …