Inicio > Autos > Tips para mantener reluciente la pintura de tu auto
Tips para mantener reluciente la pintura de tu auto

Tips para mantener reluciente la pintura de tu auto

El automóvil es una parte importante de tu patrimonio. Lo que resulta difícil de creer, es que no le pongas la misma atención que al resto de tus activos fijos. Resulta fácil y hasta cierto punto confortable culpar a la propia situación financiera y así evadir las responsabilidades hacia la estructura integral de tu coche, aunque esto diste mucho de la realidad. El cuidado que necesita –y merece- tanto la carrocería como el chasis del auto no se reduce a una cuestión meramente estética; tiene que ver también con el buen funcionamiento y el valor de reventa de la unidad. El lavado sistemático de la carrocería es una de los factores determinantes que el día de mañana establecerán el valor de venta de tu vehículo; una pintura en buen estado genera una opinión positiva en el futuro comprador en tanto que una pintura rayada, raspada, cacariza o quemada tiende a envejecer el aspecto del coche. Existen diferentes tipos de color en pintura automotriz: -Sólidos: de un solo tono. -Mates: que no están hechos a base de barniz o laca. -Perlados: que tienen pequeñas partículas de metal que confieren a la pintura un cambio de tono dependiendo de la luz a la que se sujete. -Metálicos: usualmente se utilizan como base para las perladas. -Escamas metálicas: iguales al perlado pero con partículas más gruesas. -Tornasoles: estos colores “camaleónicos” cambian de color según el ángulo de visión, la luz del entorno y la forma de la pieza pintada. La pintura automotriz, no es otra cosa que una pintura acrílica horneada a altas temperaturas para derivarla en una resistencia extrema. Consta básicamente de cuatro capas: 1. El “wash primer”: que sirve para dar adherencia a las partes metálicas de la carrocería 2. El “primer”: que sirve para evitar la corrosión de la misma. 3. La capa de color: que aproxima el auto al resultado final. 4. El barniz o laca acrílica: sirve para dar brillo y protección a la capa de color. Aunque la composición química de la pintura automotriz, ameritaría un par de planas con explicaciones detalladas, los cuidados necesarios se pueden enlistar en un breve párrafo: – Lava constantemente la carrocería con agua y franela suave para evitar rayar la laca. – Lava periódicamente el chasis del auto con agua a presión cuando menos una vez cada seis meses. – Aplica productos y artículos protectores contra las agresiones de la intemperie: jabones, shampoos, ceras, teflones y lonas afelpadas para la carrocería; productos anticorrosivos para el chasis. – Estaciona tu auto preferentemente bajo techo; si no, a la sombra; la luz del sol degrada rápidamente los colores, en especial los fotosensibles como el amarillo, rojo, naranja y algunos tipos de verde. – Evita meter el automóvil al agua de no ser necesario, aunque no lo veas, el agua permanece en las juntas constructivas, iniciando el silencioso y desgastante proceso corrosivo. – No te estaciones debajo de árboles y enredaderas; hay algunos que sueltan resinas que corroen la pintura, sin contar con que los deshechos del árbol tapan los desagües de las puertas y la carrocería. – Nunca debe lavarse el automóvil con detergentes de uso doméstico u otros tipos de solventes, ya que éstos contienen agentes químicos que deterioran prematuramente la pintura. También, el uso de otro tipo de elementos, como trapos o esponjas inadecuadas, puede retener la tierra y causar un efecto abrasivo sobre la pintura. – No es recomendable realizar más de un pulido al año ya que este procedimiento infiere directamente sobre la capa de laca protectora del color, provocando su adelgazamiento y deterioro. – Finalmente, algunas consideraciones sobre la corrosión: quitando el caso específico de las agresiones directas con agentes externos (ácidos, cloros y substancias corrosivas) el agente corrosivo mas violento es la sal marina; es importante llevar el coche a un lavado de chasis después de visitar la costa, ya que –una vez mas- aunque no lo veas, el proceso químico que obra la sal sobre cualquier metal es continuo

Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

Video: Un supermercado en el que puedes comprar lo que necesites y pagar lo que puedas

 Un supermercado en el que puedes comprar lo que necesites y pagar lo que puedas …

Deja un comentario