Inicio > Tecnología > Una batería que dura el doble y se cargará en un minuto

Una batería que dura el doble y se cargará en un minuto

Desde una perspectiva tecnológica, los teléfonos celulares son objetos irreprochables. En sus 5 pulgadas logran una síntesis perfecta de la computación personal, los sistemas de comunicación y las aspiraciones sociales. Aunque para lograr la perfección necesitan resolver la asignatura pendiente de las baterías. Laboratorios de todo el mundo buscan desentrañar esta ecuación química. Algunos están cerca de conseguirlo y otros muestran novedosas combinaciones de materiales para generar el ansiado voltaje.

La inteligencia tiene un precio y el costo de una mayor potencia en el procesamiento junto a una pantalla cada vez más amplia y luminosa, se traduce en una menor autonomía. En esta carrera desquiciada, las fabricantes de baterías recargables avanzan dos casilleros y el consumo se multiplica por tres.

“No necesariamente debería haber una “lucha” entre procesadores y baterías. Actualmente se están desarrollando procesadores con un rendimiento muy superior a los que se utilizaban hace pocos años en términos de autonomía. Hoy en día los móviles son compañeros constantes de las actividades diarias, por lo que es lógico que exijamos una autonomía superior y busquemos baterías más potentes, pero no es sólo el amperaje de las mismas lo que tenemos que mirar al hacer una compra, sino también qué tipo de procesador trae el dispositivo y cómo aprovecha esa energía” indica Matías Plaul, gerente de producto de Banghó.

En la actualidad, se barajan dos soluciones para este conflicto. Una consiste en mejorar la composición química de las celdas para que puedan acumular más carga en menos tiempo y la otra consiste en diseñar nuevos métodos de abastecimiento que aceleren este proceso.

El ojo de muchas compañías está atento a lo que haga Hongjie Dai y su equipo de científicos de la Universidad de Stanford, Estados Unidos, quienes presentaron un prototipo de batería basada en células de aluminio y grafito, que sustituyen a las actuales de ion-litio. El estudio, publicado en la revista científica Nature, estima que una carga completa podría darse ahora en menos de un minuto. También se descubrió que mantienen su capacidad durante 7.500 ciclos de carga –frente a los 1.500 de una batería de ion-litio estándar– y duplica los 3.000 ciclos que certifican los modelos que vienen en los equipos de alta gama. Si bien la batería recargable experimental genera unos 2 voltios de electricidad, la mayor hasta la fecha para una de aluminio, el desafío es duplicar esta cantidad y encontrar un medio de comercialización masiva.

Desde hace algunos años, la carga inalámbrica a través de la resonancia magnética desvela a los investigadores. La firma WiTricity halló finalmente un método capaz de transmitir energía desde varios centímetros de distancia y a través de superficies como madera y cemento. La gran ventaja es que no hace falta enchufar el teléfono, ya que bastaría apoyarlo en cualquier superficie para que la carga se realice en forma automática.

En la misma dirección viaja el consorcio A4WP (Alliance for Wireless Power) que junto a pesos pesado de la industria como Intel y Qualcomm, apuestan a una tecnología de carga magnética que aprovisiona simultáneamente a varios dispositivos apoyándolos sobre una planchas de carga, sin importar su orientación o la distancia.

El grafeno es uno de los grandes descubrimientos de la física del estado sólido y se destaca por su capacidad para almacenar energía. Entre sus asombrosas propiedades se destaca que es 200 veces más resistente que el acero, puede conducir el calor y la electricidad y permite prolongar en un 50% la vida de las baterías. Científicos de la Universidad de California analizan la posibilidad de mejorar el almacenamiento de energía de los condensadores de grafeno, que se destacan por tener una capacidad de carga y descarga rápida, muy útil cuando es necesario proporcionar grandes ráfagas de energía.

Y si la combinación química para lograr una batería inagotable parece algo lejano, las cargas ultrarrápidas avanzan a la velocidad de la luz. La firma israelí StoreDot promete un tipo de batería capaz de cargarse en menos de dos minutos. El inconveniente, de momento, es que a los 5 horas hay que volver a enchufarlo. Mientras que para los iPhones, la CoBattery es una funda que lleva una delgada batería intercambiable en su interior que energiza al aparato de Apple. El problema es que aumenta el grosor del móvil.

Fuente: http://www.clarin.com/sociedad/Celulares-carrera-bateria-perfecta_0_1355264473.html

Te puede interesar >>>

Macri tras dos años de gestión: Lo que hicimos hasta acá es extraordinario

Macri tras dos años de gestión: Lo que hicimos hasta acá es extraordinario Con motivo …