Inicio / Politica / Kicillof candidato en 2015 ?

Kicillof candidato en 2015 ?

Por Mariano Confalonieri  http://www.perfil.com

Tiene más poder que Boudou, aunque es el vice de Economía. Esta semana sumó el control de la Anses y el mercado energético. Sus enemigos.

No es jefe de Gabinete, pero parece. Su poder está por encima del de los ministros más importantes de este Gobierno, incluso del vicepresidente, Amado Boudou. Axel Kicillof hizo en menos de un año una carrera meteórica: pasó de subgerente de Aerolíneas a viceministro de Economía, con influencia directa en YPF y en los cincuenta directores que el Estado tiene en las empresas privadas.

También tiene a su cargo los subsidios a los servicios públicos, le recortó poder a Julio De Vido (obras públicas), a Diego Bossio (titular de la Anses) y al ministro de Èconomía, Hernán Lorenzino. De hecho, cada vez que el titular de Economía habla en los medios, son habituales las bromas: “¿No era Kicillof el ministro de Economía?”, ironizan.

Entró al Palacio de Hacienda y empezó a devorar poder. Al que todavía no pudo tocar es el secretario de Hacienda, Juan Carlos Pezoa, un soldado K que maneja las transferencias a las provincias. El joven –asociado a La Cámpora, más académico que político– entra en un nuevo esquema del poder kirchnerista. Cristina Kirchner se convenció de que para que su modelo nacional y popular perdure en el tiempo tiene que institucionalizarlo, ya sea por ley, decreto o resolución.

Un fiel ejemplo de esto, según comentan en su círculo íntimo, fue el menemismo. Las privatizaciones se hicieron por ley, y es tan complejo desenredar esa herencia que la jefa de Estado reestatizó la empresa pero sigue siendo de Marsans. CFK sacó por ley la estatización de las AFJP, la expropiación de YPF y la Asignación Universal.

A Kicillof le entregó llave en mano la política energética. Por eso, el superministro ahora controla Cammesa. Designó al frente de la distribuidora de energía a Juan Manuel Abud, y en finanzas puso a Paula Español. También administra YPF. Es uno de los directores por parte del Estado y tiene gente propia, como Nicolás Arceo.

Todo ese poder lo tiene por decreto de Cristina. Primero, cuando le dio el manejo sobre los directores de Anses; segundo, cuando lo autorizó a regular el mercado petrolero y gasífero. Eso enojó al presidente oficial de YPF, Miguel Galuccio, que no renunció por pedido de la mandataria.

El avance de Kicillof sobre la Anses disgusta a Diego Bossio. En su entorno confiaron a PERFIL que el director ejecutivo del organismo cuestiona su capacidad y también los lugares que obtiene. Bossio supo ser el niño mimado de CFK, pero el romance duró poco. Había retomado poder con el plan de viviendas Procrear, pero CFK avanzó con la idea de unificar todas las políticas en la figura de Kicillof. “Tiene poca experiencia en la economía real, nunca había tenido empleados a cargo y tiene demasiado control sobre la economía Argentina. Es un riesgo”, indicó un funcionario del equipo económico del Gobierno. “¿Qué pasaba hasta ahora? Economía decía hacer una cosa y De Vido hacía otra. Guillermo Moreno opinaba distinto”, manifestó.

“Acá no hay grises. Kicillof se juega al todo o nada. Está todo concentrado en su persona”, graficó otro funcionario, con despacho en la Casa Rosada. Hay diputados nacionales del Frente para la Victoria que consideran que Cristina lo está preparando como un posible ministro o incluso como una de las figuras de la renovación kirchnerista con miras a las elecciones de 2015. No es extraño. El esquema que persiste en Economía se duplica en otros ministerios, como el de Justicia: aunque no lo quiera, Julio Alak debe preservar a Julián Alvarez, secretario de Justicia y miembro de La Cámpora. En la mente de Alvarez, que viene de la mano de Mariano Recalde y Eduardo “Wado” de Pedro, hay dos ambiciones: reemplazar a Alak en 2015 o ser candidato a intendente de Lanús.

Kicillof sufrirá con YPF algo similar a lo que Recalde padece con Aerolíneas. No va a ser fácil deshacerse de Repsol: para empezar, porque habrá que pagarle una indemnización a esa compañía, y porque la española compró algunas acciones para estar presente. Además, deberá conseguir fondos para invertir: si YPF no ejecuta un plan efectivo, no se podrá cumplir el objetivo que busca Cristina a largo plazo: el autoabastecimiento de energía. Nada de eso evita que Kicillof sea el hombre con más poder del Gabinete. Basta con recordar la imagen del viceministro mientras explicaba la expropiación de YPF en el Senado, junto a un Julio De Vido que escuchaba, atónito, cómo le recortaban su poder.

Boudou sigue perdiendo

El ministro de Economía, Hernán Lorenzino, despidió el jueves a tres funcionarios que respondían al vicepresidente Amado Boudou. La medida cayó muy mal en el Senado, sobre todo porque Lorenzino era su delfín. Los desplazados fueron Miguel Cubero (Relaciones Institucionales), Manuel Somoza (subsecretario administrativo y esposo de la titular de la Casa de la Moneda) y Roberto Fernández Meire (subsecretario de legales). El ministro tiene los reemplazos a la firma. Se trata de Leonardo Facchini, que iría por Somoza, y Leonardo Arbía, que iría por Meire. Arbía es conocido por ser representante de jugadores de fútbol, según confió a PERFIL una fuente del Ministerio de Economía. Los dos son hombres de Lorenzino. Lo que llamó la atención en el entorno de Boudou fue que los desplazados no cumplían un rol clave en el Ministerio, de modo que lo interpretaron como una “guapeada” del funcionario.

Deja tu comentario

Powered by Facebook Comments

Te puede interesar >>>

Así es el nuevo iPad Air

En el Wall Street Journal, Walt Mossberg calificó el iPad Air como la mejor tableta …