Inicio / Destacadas / Cristina criticó la dependencia argentina del dólar

Cristina criticó la dependencia argentina del dólar

La Presidenta inauguró la “cátedra Argentina” en la universidad de Georgetown en Estados Unidos. “Permitirá acceder a intercambios de opiniones”, afirmó. En su exposición, la mandataria también defendió la política económica de su gestión y resaltó el desendeudamiento del país.

Luego de participar en la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York el martes, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner viajó a Washington donde inauguró la “Cátedra Argentina” en la prestigiosa universidad de Georgetown.

“Me movilizó la creación de una cátedra argentina”, dijo la Mandataria frente a estudiantes, catedráticos y diplomáticos, en lo que señaló como “una manera de conocer parte de la realidad de América del sur y de Argentina”.

La Presidenta remarcó además que “hasta la caída del muro de Berlin había muchos espacios en las universidades de Estados Unidos dedicados a lo que sucedía en distintos países”, tras lo cual,  apuntó,  hubo un retraimiento sobre los sucesos del propio país.

En este sentido, Cristina afirmó que la creación de esta cátedra “permitirá acceder a intercambio de opiniones y ver la situación de la Argentina y su rol en la región”.

La jefa de Estado hizo un paralelismo entre la historia argentina y la estadounidense, dado que ambas naciones son hijas del colonialismo. “Uno se pregunta por qué un país con tantos recursos como el nuestro sufrió tantas crisis tan seguidas”, dijo.

Cristina explicó que en Estados Unidos vencieron quienes querían producir valor agregado y crear industria. “En mi país vencieron quienes querían seguir siendo productores de materias primas”, aseguró.

“Otro hito en la argentina es la irrupción del peronismo. La argentina, producto de que el mundo estaba en guerra comienza a sustituir importaciones y se convierte en el ’50 en el primer PBI de la región”, afirmó la Mandataria.

A su vez, la mandataria hizo una comparación entre el 2001 argentino, la declaración de default y la situación que viven hoy algunos países europeos, sobre todo España. “Yo lo veo muy parecido desgraciadamente para los hermanos de la eurozona”, advirtió y recordó la época en Argentina cuando “había filas interminables en la Embajada española; y aquel cartel en el aeropuerto que decía: ‘El último que apague la luz'”.

Por otra parte, la Presidenta hizo un repaso por los logros más notables de su gestión. Allí detalló: “Hemos realizado un fuerte desendeudamiento; un fuerte proceso de industrialización; hemos creado más trabajo, más de 5 millones y medio de puesto de trabajo generados. Hemos alcanzado los 6,47 puntos del PBI dedicados a la Educación. Han retornado los científicos al país gracias a la fuerte inversión en ciencia y tecnología. hemos tenido un gran desarrollo de la industria farmacéutica y somos el país latinoamericano con más exportación de software”.

“Hemos disminuido notablemente las tazas de pobreza e indigencia. Es una Argentina sustancialmente diferente”, agregó la jefa de Estado y remarcó: “Hemos pagado toda la deuda con el Fondo Monetario Internacional, lo que nos da una independencia económica”.

Por otra parte, la Presidenta recordó los golpes de Estado en Sudamérica y bromeo: “El único lugar de América donde no hay golpes de Estado es en Estado Unidos, porque no tienen embajadas norteamericanas”.

Y detalló: “América Latina fue un escenario muy fuerte de la Guerra Fría a través de las dictaduras militares”, al tiempo que destacó la figura del ex presidente norteamericano Jimmy Carter quien intervino para la liberación de periodista detenido Jacobo Timerman. “Gracias a la presión de Carter y a la presión de la comunidad judía fue liberado, sino habría sido un desaparecido más”, sostuvo.

En ese sentido, la jefa de Estado habló de “claroscuros” que atraviesan todas las épocas y señaló que “la dictadura Argentina fue la única que no respetó el embargo cerealero contra Rusia”.

“Cuando se produce el golpe en la Argentina comienza un período de decadencia, de desindustrialización que no paró y que llegó a implosionar en el país en el 2001”, agregó.

En tanto, en referencia a la década de 1990, Cristina señaló a la ley de convertibilidad como una “economía ficcional”. “Un peso nunca puede ser un dólar, por la economía y el tamaño de la Argentina en comparación con la economía de estados Unidos. Estábamos en una economía ficcional que se sostuvo con la venta de todos los activos. Se privatizó todo. Argentina fue el único país de América Latina que privatizó sus fuentes energéticas como el gas y el petróleo, ningún otro país hizo eso. Ni siquiera (el dictador chileno, Augusto) Pinochet”, indicó.

En el último tramo de su discurso, Cristina recordó al ex presidente Néstor Kirchner en su labor como secretario general de la Unasur. “Kirchner, en una muy silenciosa acción diplomática, logró acercar a los presidentes de Venezuela y Colombia. Si no intervenía, la situación podría haber termina en un enfrentamiento entre las hermanas repúblicas”.

Además, recordó cómo asumió el ex presidente en 2003 “con el 23 por ciento de los votos”. Y resaltó el hecho de que en los últimos comicios el porcentaje haya alcanzado los 54 puntos. “Es imposible que el cien por ciento piense lo mismo, pero para eso es la democracia. En cada elección los ciudadanos se pronuncian para su país”, concluyó.

La visita oficial a Estados Unidos, que se inició el domingo pasado, concluirá mañana en la ciudad de Boston, donde Cristina hablará en la universidad de Harvard.

Fuente : http://www.infonews.com

Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

Así es el nuevo iPad Air

En el Wall Street Journal, Walt Mossberg calificó el iPad Air como la mejor tableta …