Inicio / Destacadas / Se viene el “impuestazo” de Macri

Se viene el “impuestazo” de Macri

Será sobre Ingresos Brutos y Sellos. El ABL subirá el 23 % promedio y deberán pagar aquellos que compren un 0 km. Habrá aumentos en la telefonía celular.

Será un año clave 2013 para Mauricio Macri: no sólo habrá elecciones legislativas sino que la crisis económica podría golpear las arcas porteñas, aún más en medio de la polémica por el traspaso del subte. Bajo estas premisas, y ante un escenario signado por la pelea con la Nación, el Gobierno porteño prevé aumentar los impuestos para generar unos $1.100 millones extras para la Ciudad. Este nuevo paquete impositivo formará parte de la Ley Tarifaria, que enviará el jefe de Gobierno al Parlamento mañana junto con el Presupuesto 2013.

En concreto, el ABL aumentará el 23% en promedio, se gravará, por primera vez, con el impuesto a los Sellos la compra de autos cero kilómetro y subirá la tasa en el caso de los usados. Además, habrá un paquete especial de incrementos tributarios para grandes empresas en Ingresos Brutos, según pudo saber PERFIL de acuerdo a fuentes del Poder Ejecutivo y de la Legislatura porteña.

En cuanto a la compra-venta de autos, se le aplicará una tasa del 1% en concepto de impuesto a los Sellos a los vehículos cero km mientras que la alícuota para autos usados subirá del 1,5 al 3%. En el Gobierno porteño se han quejado durante todo el año de la merma en la recaudación que generó el freno a las operaciones inmobilarias por las medidas que tomó la administración nacional.

En el caso de Ingresos Brutos se prevé un paquete de aumentos para grandes empresas. En aquellas vinculadas a servicios financieros, seguros y telefonía celular, el incremento es del 6% al 7%. En el caso de empresas que facturan más de $ 30 millones anuales se aumentará la alícuota del 4% al 5%. En especial, el incremento apunta a las firmas vinculadas a la industria de la construcción. También habrá un aumento, más leve, para empresas medianas (por esas horas se sigue analizando el piso de facturación para ingresar en esta nómina): del 3% al 3,5%. De esta forma, Ingresos Brutos, el impuesto más importante de la Ciudad, le reportará a Macri entre $ 500 y $ 600 millones más, dependiendo del nivel de la actividad económica el año que viene. Hay que aclarar que esto no significa que los aumentos se transfieran de forma automática a las tarifas, pero posiblemente eso suceda al final.

“Estamos igualando los impuestos con la Provincia. Además, hay aumentos en otras provincias como Santa Fe o Córdoba, Jujuy o Río Negro”, explicó una fuente parlamentaria. En el caso del ABL el aumento será del 23%, en promedio, aunque en muchas casas la suba será mayor por el atraso de las valuaciones fiscales. Esto le permitirá al Gobierno hacerse de unos $ 500 millones. En 2012, según las estimaciones oficiales, se recaudaron $ 2.400 millones por este gravamen, mientras que en 2013 podría ascender a $ 2.900 millones.

Consultadas al respecto, fuentes de Hacienda se limitaron a responder que los números finales se conocerán mañana cuando se presente oficialmente el Presupuesto. A pesar de ello, en el macrismo dejaron trascender que, como adelantó este diario, no habrá una partida especial para subsidiar el subte. Esto supone que, de efectivizarse el traspaso, la Ciudad deberá hacer frente a una cifra cercana a los $ 1.000 millones por año sólo para sostener operativamente el servicio. Apenas un poco menos de lo que se recaudará con el aumento impositivo.

También, al igual que los cuatro años anteriores, no se preverá un aumento salarial y, en todo caso, tras las paritarias, se buscará una ampliación presupuestaria. A diferencia de otros años, en 2013 se acentuará la pelea salarial con los gremios docentes (en especial con UTE, alineado al kirchnerismo) así como con los municipales de Sutecba (en guerra con Macri luego de que frenara un proyecto para construir un estadio en terrenos que manejan). En cuanto a la inversión, se prevé una cifra récord de $ 6.600 millones para obras que, esta vez, no vendrán con créditos.

De todas formas, el macrismo deberá emitir dos bonos, uno pagar indemnizaciones al gremio de camioneros y otro para ampliar el Metrobus y construir bicisendas. Todavía queda pendiente la emisión de deuda para comprar 120 vagones para la línea H.


Fuente: http://www.perfil.com

Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

Así es el nuevo iPad Air

En el Wall Street Journal, Walt Mossberg calificó el iPad Air como la mejor tableta …