Inicio / Economia & Finanzas / Los útiles escolares llegan este año con aumentos de hasta el 30%

Los útiles escolares llegan este año con aumentos de hasta el 30%

Faltan tres semanas para el comienzo de clases y muchos padres, en medio de la paz vacacional, salen a comprar lo que sus hijos necesitarán para la escuela. Pero la tranquilidad termina al recorrer las góndolas, que los reciben con precios mucho más altos que los del año pasado. La polémica es cuánto, porque se habla de tres niveles de aumentos. Entidades de consumidores detectaron subas del 30% promedio, pero los libreros dicen que sólo fueron del 16%, y el Gobierno acordaría un techo del 9% para 50 productos. Esta vez, los rubros más afectados fueron papelería, escritura y mochilas.

¿Cuánto aumentaron los útiles? La versión más preocupante es la de quienes representan a los clientes. El fundador de la suspendida Consumidores Libres, Héctor Polino, adelantó a Clarín que su relevamiento registró una suba promedio del 30,1% en 36 útiles, con los saltos más fuertes en cuadernos y repuestos, carpetas, lapiceras, lápices, marcadores y elementos de geometría. El estudio –hecho en Pompeya, La Boca, Caballito y Liniers– se completa con ítems de indumentaria que aumentaron un 12,5%, y así la suba total de la canasta fue del 20,53% anual.

También en la Unión de Consumidores de Argentina salieron a verificar valores. Su titular, Fernando Blanco Muiño, detalló: “Relevamos precios tomando distintas calidades y nos dio que la canasta escolar se encareció un 30%”.

En la misma línea, una recorrida de Clarín halló incrementos del 32% en primeras marcas y del 27% en las versiones económicas de 10 productos básicos. Por ejemplo, el cuaderno de 98 hojas con tapa dura más barato pasó de $ 17,90 a $ 22,90 (un 27,9% más). El repuesto de 480 hojas N° 3 de marca líder se encareció un 34,2%: ahora sale $ 89,90. Y la carpeta básica de tres anillos, que valía $ 7,60, hoy se vende a $ 9,90 (30% más).

De todos modos, los libreros sostienen que las subas en útiles no superaron la inflación real de 2012, estimada por consultoras privadas en 25,6%. “Es cierto que algunos productos subieron un 40%, pero otros bajaron. En promedio, los aumentos fueron del 14 al 19%”, estimó Daniel Iglesias López, titular de la Cámara de Papelería, Librerías y Afines (CAPLA).

En la centenaria Librería Peluffo, de Almagro, coincidieron con estos números, pero informaron que ciertos productos ya “aumentaron un poco más” por la reciente suba del 18 al 35% en sus aranceles de importación. “Este cambio fue trasladado a los productos y uno de los rubros más afectados fue el de elementos de escritura, que incluye bolígrafos, rollers, lapiceras finas y ciertos marcadores”, respondió Gabriel Peluffo, el gerente comercial de la firma.

Así, la esperanza para quien esté justo de dinero será la canasta de 50 productos económicos que el Gobierno se apresta a acordar con libreros y fabricantes de útiles. En esos casos, las subas serán del 7 al 9%, explican en el sector. “Van a ser productos dignos y de marcas conocidas”, anticipó Iglesias López. “El tema es siempre dónde conseguirlos porque, pese a nuestra recomendación, como dejan una ganancia menor, algunos colegas prefieren no venderlos. Pero en las principales librerías van a estar para quien los pida”, prometió.

¿Cuánto sale, con los nuevos precios, mandar a un chico a primer grado? Para averiguarlo, Clarín cotizó en los negocios una lista real de una escuela pública de Palermo. La conclusión fue que los padres necesitan al menos $ 302,44 para este inicio de clases, eligiendo todo lo más barato: $192,54 para cuadernos, blocks, lápices y otros útiles; y el resto para lo más caro: $ 80 para una mochila básica y $29,90 para un guardapolvo económico.

Eso sí, con útiles de primera calidad ($ 359,74), una buena mochila con carro ($ 319) y un guardapolvo de primera marca con broches ($ 87), el total se eleva a más del doble: $ 765. Y en ambos casos, la mochila y el uniforme se llevan más de un tercio de lo pagado.

Sin dudas, el costo es mayor que el año pasado. ¿Pero es mucho? Varios padres, sorprendidos por los aumentos, dicen que sí. Los libreros, en cambio, plantean que hoy la compra entera de los útiles puede salir menos que un par de zapatillas. “Muchos lo piensan como un gasto, y es un error –afirmó Iglesias López–. Gasto son los $ 300 al mes que muchos pagan por cigarrillos. Los útiles son una inversión en educación”.

FUENTE: clarin.com

Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

Nuevo vídeo del accidente aéreo en San Francisco

Nuevo vídeo del accidente aéreo en San Francisco Hace justo cuatro años, un avión operado …