Inicio > Destacadas > El actor británico Hugh Grant seduce por igual a hombres y mujeres en San Sebastián
El actor británico Hugh Grant seduce por igual a hombres y mujeres en San Sebastián

El actor británico Hugh Grant seduce por igual a hombres y mujeres en San Sebastián

La película participa de la sección Perlas del festival donostiarra y está protagonizada por una admirable Meryl Streep, que encarna a Florence, una legendaria millonaria neoyorquina que perseguía el sueño de convertirse en una gran cantante de ópera y que, a pesar de ser muy mala cantante, estaba rodeada por amigos y familiares que le ocultaban la verdad y la apoyaban a continuar. Elegante, agradable, aunque muy escueto en sus respuestas, Grant encarna el personaje de Clair Bayfield, el esposo y manager de Florence, para lo cual realizó –por primera vez en su carrera, según reconoció luego- una investigación previa en la que viajó a Nueva York para leer las cartas y los diarios de ese hombre. “Leí sus recuerdos y me sorprendió que durante toda su vida y hasta la muerte de Florence, debajo de ese señor tan bien vestido lo que había era un mal actor sin trabajo que pedía sin éxito pequeños papeles en obras de teatro”, recordó en una rueda de prensa a la que asistieron Télam y otros medios de prensa locales e internacionales. En relación a la burbuja de engaños que su personaje y otros colaboradores crearon para proteger a la cantante, Grant sostuvo: “En su lugar hubiera hecho lo mismo, la mentira a veces es importante. Es interesante que las cosas sean auténticas, pero la sinceridad está sobrevalorada y puede convertirse en algo falso y aburrido, y los humanos ya somos capaces de adivinar lo que es falso y lo que no”. El galán británico, a quien –quizás por decoro- nadie preguntó por el escándalo sexual que lo tuvo como protagonista años atrás, valoró haberse puesto a las órdenes del cineasta Stephen Frears por primera vez, y comparó la experiencia con la que tuvo con el estadounidense Woody Allen en “Ladrones de medio pelo” (2000). “Frears es un director que, como Woody Allen, no habla demasiado; en nuestra primera reunión yo llegué con unas 20 preguntas inteligentes sobre el guión y lo único que él me respondía era siempre lo mismo: ‘No sé, yo que sé’ o ‘lo veremos luego’. Fue una sorpresa para mí, pero después entendí que ése es su método, simplemente deja que las cosas sucedan durante el rodaje”. “Les tenía tanto miedo a Stephen y a Meryl Streep que investigué mucho más que en otras películas sobre el personaje real”, recordó Grant, para quien la actriz estadounidense “es un genio. Para mí, que soy un simple actor de comedias románticas, fue muy intimidante trabajar con ella, porque se trataba de interpretar escenas emocionales con una mujer que tiene 19 nominaciones a los Oscar”. En relación a sus dotes de seducción que lo hicieron famoso en todo el mundo, el actor se mostró simpático e intentó bromear sobre el tema preguntando con cierta ironía: “¿Que afuera estaban decenas de fans jóvenes esperándome? ¡Pero si yo ya no soy un sex symbol, soy simplemente una curiosidad!”. “He interpretado el papel de galán de comedia romántica varias veces, más por equivocación que intencionadamente, mientras esperaba un buen guión. De todos modos, creo que no se le da la importancia que merece a la comedia romántica, ya que no es para nada fácil, porque se corre el riesgo de ser aburrido o antipático”, agregó, esta vez con total seriedad.

Te puede interesar >>>

Claves de diseño a tener en cuenta antes de comenzar la renovación del hogar

Es normal que las personas piensen en grandes sumas de dinero cuando se plantean mejorar …

Deja un comentario