Inicio > Destacadas > “El desafío es volver a casa”
El desafío es volver a casa

“El desafío es volver a casa”

Los de La Boca conmemoraron el 132° aniversario Durante un incendio, en esa fecha hace 182 años, Liberti y su hijo organizaron una cadena humana entre vecinos para apagar las llamas y evitar que se propagaran al resto del barrio. Fue el hecho fundacional del cuerpo de voluntarios. “Este es un barrio de genoveses e inmigrantes”, relata a Télam Marcelo Medina, Comandante General del cuartel de La Boca. “En la época de 1800, todas las calles eran de tierra, había casas de madera y muchos incendios. Hacía falta un cuartel y un grupo de genoveses tuvo la genial e importante idea de crear un cuerpo de bomberos”. Claro que los tiempos han cambiado y hoy La Boca es una zona segura. “Hace un año estamos trabajando con un programa que se llama ‘Lo podemos evitar’, para capacitar a casas de inquilinato sobre prevención de incendios y primeros auxilios”, explica el comandante, y agrega que “eso ha bajado mucho la cantidad de siniestros en la zona”. Según estima el jefe del cuartel, los bomberos de La Boca tienen entre 15 y 20 intervenciones por semana, que van desde el incendio menor provocado por una pava olvidada en el fuego hasta un accidente automovilístico o el rescate de gente encerrada en un ascensor. Los postes de luz caídos y los escapes de gas también requieren muchas veces intervenciones de los . Así, Carlos Ferlise, Presidente del Consejo Nacional de bomberos, hace propicia la ocasión para el reclamo. $(document).ready(function(){ Galleria.loadTheme(“/js/galleria/themes/twelve/galleria.twelve.min.js”); Galleria.run(“.galleria”); }) “Nos han venido aumentos del mil por ciento y los mas afectados son los de Gran Buenos Aires. Hemos pedido a los gobiernos municipales y provinciales que convoquen a las empresas privadas. No nos negamos a pagar, pero queremos una tarifa razonable”, dijo. En la actualidad, el cuerpo de bomberos de La Boca cuenta con 67 miembros activos y otros 25 voluntarios de apoyo operativo. Hace dos meses les llegó una nueva autobomba, la número 29, que fue bautizada “Daniel Angelici”, en homenaje al dirigente boquense y padrino del cuartel. El móvil número 28, pintado de azul y amarillo, fue rebautizado hoy con el número 12: un tributo a la hinchada de Boca Juniors El mayor desafío para cualquier bombero, voluntario o pago, “es volver a casa”, afirma Medina. “Uno sale a la intervención sin saber con lo que se va a encontrar, así que el desafío más grande es volver a casa para poder abrazar a la familia”. Arriesgar la vida -y más sin que haya dinero de por medio- requiere vocación. “Pero, voluntario o pago, yo creo que bombero se nace”, afirma Medina. Y mantenerse en pie no es fácil: “La diaria es difícil para todos. Al ser voluntarios, todos tenemos otros trabajos. Combinar ambas cosas es difícil, pero se logra”. Hace ya nueve años, los voluntarios de La Boca comenzaron a incorporar mujeres. “Antes el cuartel era chico y no teníamos lugar operativo para ellas”, explica el jefe. Hoy hay 24 chicas “que trabajan a la par nuestra, son excelentes bomberas, tienen mucho interés”. “No hay algo que se pueda explicar, más que la vocación de querer ayudar a la comunidad, al barrio y las ganas de estar en la emergencia para ayudar a la gente en peligro”, explica a Télam Micaela Randazzo. Tiene 19 años y es la bombera más joven del cuartel. Ingresó al cuerpo a los 15 como cadete y hace más de un año que es oficialmente bombero. “Mi primer incendio importante fue en diciembre de 2014, en un conventillo de la Boca”, relata Randazzo. “Fue intenso porque era la primera vez que trabajaba bajo tanta presión, pero mis compañeros me ayudaron mucho, me guiaron y pude hacer la tarea que me correspondía”. “Hay que cuidar el estudio y el trabajo, porque lamentablemente no vivimos de esto”, explica la jovencísima estudiante de Economía. “Pero en los tiempos libres trato de venir. Mi hobbie es ayudar a la gente”, recordó. En la actualidad, el Sistema Nacional de cuenta con má

Te puede interesar >>>

Las aberrantes palabras que un cura le decía a niños antes de abusarlos

Gerald Francis Ridsdale se declaró culpable. Por tercera vez. Eran numerosas y contundentes las pruebas en …

Deja un comentario