Inicio > Tecnología > El gas no sustituirá al carbón en la central Río Turbio

El gas no sustituirá al carbón en la central Río Turbio

De Vido aclaró que la central térmica Río Turbio funcionará con carbón y que, además, tiene un sistema dual para incorporar gas en caso de ser necesario, al salir al cruce de un artículo publicado hoy en el diario La Nación, titulado “Giro en Río Turbio: Construyeron una usina a carbón pero funcionará con gas” como en el diario Clarín con idéntica información. El ministro resaltó a través de un comunicado que “las mentiras que plantea el artículo son una falta de respecto a los trabajadores del yacimiento que durante estos años hicieron un esfuerzo descomunal para sacarlo adelante” y explicó que como en la mayoría de centrales que utilizan carbón, se agrega la posibilidad de contar con un combustible alternativo, en este caso disponible en la región que a diferencia del gasoil (que también puede ser utilizado en la usina) no debe trasladarse miles de kilómetros, es más la única central térmica que genera energía con carbón en la actualidad, la de San Nicolás, funciona también con gas y fueloil”. “La alternativa de utilizar más de un combustible en la usina térmica de Río Turbio no es ninguna novedad, todas las centrales que construimos desde el año 2003, que solamente contando los mayores a 100 megavatios son 26, funcionan en forma dual, es decir con la posibilidad de utilizar dos combustibles a los efectos de lograr mayor seguridad en el abastecimiento al no depender de una sola fuente exclusivamente, algo que por mala fe o ignorancia omitieron los autores de la nota”, explicó el ministro. “Con el frente largo de explotación totalmente renovado y los tres que se incorporaron más uno que está en fabricación, así como las 6 tuneleras nuevas, inversiones llevadas adelante por decisión de la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, YCRT cuanta con las reservas y equipamiento necesario para abastecer el carbón que demandara la Central de 240 y el mineral ya está acopiado y disponible en superficie”, resaltó el ministro y agregó que “hoy no se extrae más carbón para que no pierda poder calorífico, por lo que hoy se sigue abocado a la preparación principal y secundaria (liberar mantos de carbón), y no a la extracción”. “El carbón de Río Turbio está asegurado, el yacimiento cuenta con reservas detectadas y probadas por 450 millones de toneladas, que al ritmo programado de producción requerido para abastecer la Central, es decir 1,2 millones de toneladas anuales, y consumo propio, más ventas al exterior, se cuenta con una proyección de la actividad de al menos de 150 años, además de que las vetas de carbón llegan hasta Gobernador Gregores, con lo que pueden estimarse reservas para 1. años000”, aseguró el ministro. En relación a las características del carbón, el ministro explicó que “tiene un poder calórico en bruto de 3600 Kcal, y entre 5600 a 5800 kcal, depuradas, con bajo contenido de azufre, por lo cual lo hace más eficiente, menos contaminante, y apto para ser utilizado en Centrales Termoeléctricas para generación de energía, que además fue diseñada a medida”. “La construcción de la central térmica y la recuperación de Yacimientos Carboníferos Río Turbio forma parte del Plan Energético Nacional, por el que se llevan invertidos más 150 mil millones de pesos, y también del plan energético para Santa Cruz que financia el Gobierno Nacional y permitió la interconexión de la provincia al sistema nacional e incluye la construcción de las represas Kirchner-Cepernic y la recuperación de la usina Río Chico en Río Gallegos, entre otros”. Por último, De Vido destacó que de esta manera se logra, bajo el impulso de Néstor Kirchner y la Presidenta, industrializar un recurso natural, con valor agregado en origen, en el interior profundo, convirtiéndolo en energía para Santa Cruz y todo el país, algo que sin duda moleta a algunos”.

Te puede interesar >>>

Lo más insólito que hicieron los argentinos de Netflix en 2017

Lo más insólito que hicieron los argentinos de Netflix en 2017 Se sabe que uno …