fbpx
El tomate da la vuelta al mundo en recetas

El tomate da la vuelta al mundo en recetas

El tomate es una fruta muy jugosa y rica en pulpa que es originaria de los Andes peruanos, donde se cosechan desde muchísimo antes de la llegada de Cristóbal Colón a tierras americanas. Su uso se expandió de manera gradual por todo el planeta y hoy se sirve en miles de recetas, tanto cocidos como crudo.

Su nombre científico es Lycopersicon Solanum y hoy forma parte de la dieta americana, mediterránea, pero también se consume en toda Asia, África y Oceanía. En castellano, el nombre del tomate proviene de la lengua náhuatl xictomatl (pueblo que se asentaba en lo que hoy es México).

Hay muchas variedades de tomates que se cultivaban no solo en Perú, sino en México y Centroamérica. La salsa de tomate se usa en diversas recetas alrededor del mundo:

Salsa agridulce de tomates originaria de China

El tomate llegó a China en las rutas comerciales desde Europa hasta Asia. Fue adoptado por la gastronomía no solo china, sino asiática en general.

En China, Tailandia, Corea y Vietnam se prepara una salsa agridulce que lleva como base tomates de temporada y salsa de soja.

Se pelan los tomates y se procesan, se le añade salsa de soja, azúcar vinagre y un poco de salsa Chiu Chow que está hecha de chiles rojos muy picantes, ajo y especias. Todo esto se lleva a fuego lento hasta que espese.

En Tailandia se sustituye el vinagre de arroz por jugo de piña y en Vietnam usan zumo de limas.

Esta salsa se usa para acompañar carnes y vegetales salteados y como aderezos de caldos con fideos.

Salsa italiana para pastas

Esta salsa es picante y vegana por lo que puede ser ingerida por quienes no comen alimentos de origen animal.

Se sofríe ajo, cebolla y trocitos de peperoncini y se le agregan tomates frescos licuados o salsa de tomate procesada. Se le añaden aceitunas negras, albahaca y agua hasta doblar el volumen.

Se deja hervir hasta que reduzca su volumen a la mitad y espese. Se bañan los espaguetis con ella y se le echa un toque de aceite de oliva extra virgen.

Salsa kétchup

La preferida de las patatas fritas o patatas a la francesa. Se elabora con salsa o puré de tomates, vinagre y azúcar que se unen con agua y se llevan a cocción hasta que espese.

Extrañamente a lo que se piense, esta salsa no es de Estados Unidos donde se come con casi todo. Su origen es chino y su madre es la salsa ketsiap que se hacía en el sur de China con chiles rojos picantes y muchas especias emulsionada con caldo de pescado, vinagre y miel y que acompañaba pescados y vegetales.

Fueron los ingleses quienes llevaron el ketsiap a Europa y de allí pasó a América donde se le añadió el tomate como ingrediente estrella.

Curry de tomates

Esta receta es originaria de La India, pero se consume también en Pakistán, Bután y Nepal. Se hace con salsa de tomate y curry, que a su vez es un compuesto de diversas especias como canela, cúrcuma que le da el color amarillo, comino, pimienta, jengibre, cardamomo y semillas de cilantro.

Para hacerla se sofríe cebolla, pimientos, ajo y se añade la salsa de tomates, el curry, agua y sal y se deja cocinar hasta que espese. Esta salsa se usa para condimentar vegetales, pero también sirve para cocer dentro de ella pescados y mariscos. En occidente se ha usado para la carne de res y el cerdo.

Shakshuka

Este plato se come en todos los países del Medio Oriente y se hace con cebollas y pimientos rojos sofritos, sobre los que se añade salsa de tomate, aceitunas negras, alcaparras, berenjenas, calabacines, orégano y pimienta.

Se deja hervir hasta que quede espesa y se añade un huevo por cada persona que vaya a comer. Se sirve sobre rebanadas de pan o sobre arroz.

En algunos países se usa esta salsa para cocinar aves o cordero que se sirve también con pan o arroz.

Que opinas? Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

Curso gratis de marketing digital con enfoque integral

Curso gratis de marketing digital con enfoque integral

Si eres de los que ha decidido estudiar marketing digital de forma online, o bien …