fbpx
"Estoy muy contento de que las obras regresen a casita", dijo el artista Luis Felipe Noé
Estoy muy contento de que las obras regresen a casita

“Estoy muy contento de que las obras regresen a casita”, dijo el artista Luis Felipe Noé

“Estoy muy contento de que las obras regresen a casita”, dijo el reconocido artista plástico Luis Felipe Noé, al recibir de manos de los ministros de Cultura y Seguridad, Pablo Avelluto y Patricia Bullrich respectivamente, la cinco obras que habían sido robadas en noviembre último, “a punta de pistola”, de la muestra “No obstante” que exhibía la histórica galería de arte Rubbers. Por su parte, los funcionarios destacaron “la colaboración” entre esos organismos, que derivó en la detención de dos personas por el robo de las obras valuadas -en su conjunto- entre 100 mil y 150 mil dólares. “Cuando se roba un pieza del patrimonio cultural estamos ante algo irreparable por lo irrepetible de cada obra” remarcó Avelluto durante la conferencia de prensa ofrecida este mediodía en el Departamento Central de la Policía Federal; en tanto expresó su deseo de que las mismas “puedan ser vistas por los argentinos”. Los nombres de los detenidos no trascendieron a la prensa debido a que “la investigación sigue en proceso”, indicó el Secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco, durante la conferencia de prensa que ofrecieron los ministros junto al artista y el Jefe de la Policí­a Federal Argentina, comisario general Ramón Di Santo, en el edificio que esa fuerza tiene sobre Luis Sáenz Peña y avenida Belgrano. Se trata de las obras “Cosas verás”; “Codicia”, “Destino”, Incertidumbre” y “Ante el misterio”, repasó el octogenario artista en diálogo con Télam recién llegado de Parí­s, quien se enteró ayer del rescate de las piezas robadas, parte de la muestra “No obstante”, mediante un llamado telefónico de Avelluto que lo “sorprendió” en su taller porteño. Noé se permitió una ironí­a sobre “el carácter epifánico de los nombres de las obras robadas”, en tanto manifestó su satisfacción ante el hallazgo, 82 dí­as después del robo que se vio obligado a denunciar por Facebook debido a “la falta de novedades”. Esto “generó gran impacto en las redes y el movimiento necesario”, dijo, por el cual las obras pudieron ser halladas antes de ingresar al Mercado Negro, un “punto central” en la recuperación de Bienes Culturales, destacó Burzaco, que, de otro modo, “se dificulta”. “Los detalles se van dilucidando en la investigación, a veces uno tiene que esperar para dar más información en función de otros involucrados -indicó Burzaco-. Generalmente las personas que perpetran el robo no son las que después ubican las obras en el mercado, hay especialistas en estos temas”. Y “por eso fue un muy bien trabajo de Interpol y Policía Científica”, que “corrieron contra reloj para que las obras no entraran en un campo donde sería mucho más difícil recuperarlas”, explicó. En tanto que que Bullrich, quien se refirió a “un triunfo para la Cultura, para quienes apuestan al arte y quienes apuestan a que la Argentina sea un paí­s con un buen patrimonio cultural”, reiteró la obsevación de Noé y añadió: “a lo último vamos a poner el cuadro ‘Destino’, porque destino es tener las obras de nuevo a disposición de su dueño y la galerí­a”. La poca información que trascendió en torno a los ejecutores del robo vino de parte de Mariana Povarche, dueña de la histórica galerí­a de arte, quien tras expresar su “alegrí­a inmensa”, recordó el difí­cil momento” que significó el robo, “por el valor económico de las obras y porque para ‘Yuyo’ (Noé) fue devastador”. “Es una persona sumamente sensible y se conmocionó mucho al enterarse de las caracterí­sticas del hecho: A punta de pistola y con empleados maniatados”, repasó. Povarche recordó que el ladrón “entró pidiendo información y cuando uno de los asistentes regresó de buscar el catálogo que pedí­a vio a su compañero ya encañonado”. “Era un varón de treinta y pico de años, lo tiene tomado una de las cámaras exteriores de la galería”, puntualizó la galerista. “Doce minutos le bastaron para agarrar los cuatro papeles; romper el vidrio y dejar las astillas esparcidas por el piso impidiendo el paso de los empleados; tomar la tela tironeando del bastidor,

Te puede interesar >>>

Cómo proteger tu cuenta de Whatsapp de la piratería social

Cómo proteger tu cuenta de Whatsapp de la piratería social

Cuando se habla de plataformas de mensajería seguras y gratuitas, a menudo se lanzan nombres …