fbpx
Incidentes en la Superfinal: hay al menos 56 detenidos

Incidentes en la Superfinal: hay al menos 56 detenidos

Están acusados de los delitos de “atentado y resistencia a la autoridad”, y “daños agravados a la propiedad pública”.

Al menos 56 personas fueron detenidas hoy a causa de la serie de incidentes producidos en inmediaciones del estadio “Monumental” de Núñez, que derivaron en la postergación de la revancha de la final de Copa Libertadores de América entre River y Boca, según confirmaron a NA fuentes judiciales. A los 16 detenidos durante las primeras horas de la tarde, luego de que unos hinchas de River atacaran a pedradas y botellazos al ómnibus en el que llegaba la delegación de Boca a la cancha del club “millonario, se sumaron 14 nuevas aprehensiones después de otra oleada de disturbios minutos antes de que se anunciara la postergación del encuentro por un día. Las personas detenidas, según informaron fuentes oficiales a NA, están acusadas de los delitos de “atentado y resistencia a la autoridad”, y “daños agravados a la propiedad pública”. Según confirmaron fuentes judiciales a NA, las detenciones son por los delitos de “atentado y resistencia a la autoridad”, y por el momento se está estableciendo adonde serán trasladados las personas detenidas. La causa quedó a cargo de la fiscal Adriana Bellavigna, de la Fiscalía en lo Penal Contravencional y de Faltas N° 6, que también investiga la agresión contra el micro en el que viajaba el plantel de Boca. Los incidentes comenzaron alrededor de las 15:00 de este sábado en el cruce de las avenidas Del Libertador y Lidoro Quinteros, a unas cinco cuadras del estadio, donde decenas de hinchas de River se encontraban en el momento en el que el micro de Boca pasó por allí escoltado por policías. En ese momento varias ventanillas del ómnibus se rompieron, incluyendo la del conductor, tras el ataque con piedras y otros elementos, e inmediatamente después de ese ataque, de acuerdo con el dirigente de Boca César Martucci, efectivos policiales arrojaron gas pimienta en un intento de dispersar a los agresores. Una segunda oleada de incidentes ocurrieron luego de la postergación definitiva del partido y tuvo nuevos detenidos y otros tantos demorados, a la espera de la resolución judicial. En ese sentido, según explicaron, fue por “incitación a la violencia”, una contravención que se castiga con multas o días, meses o un año de cárcel. Fuente: NA

Te puede interesar >>>

Propiedades en pesos en el interior del país

Propiedades en pesos en el interior del país

Inmersos aún en un complejo contexto nacional e internacional dominado por la pandemia, el mercado …