Inicio > Destacadas > Mónaco tuvo un regreso triunfal tras apabullar al italiano Cecchinato
Mónaco tuvo un regreso triunfal tras apabullar al italiano Cecchinato

Mónaco tuvo un regreso triunfal tras apabullar al italiano Cecchinato

El tenista argentino Juan Mónaco regresó con éxito al circuito luego de seis meses de inactividad por lesión y se clasificó para los octavos de final del Argentina Open, tras apabullar al italiano Marco Cecchinato por 6-1 y 6-3 en el partido que cerró la jornada en el Buenos Aires Lawn Tennis Club. Mónaco, nacido en Tandil y ubicado en el puesto 55 del ranking mundial de la ATP, consumó en una hora y tres minutos su victoria sobre Cecchinato (82) ante unas 2.500 personas que se quedaron hasta el final de la jornada, y jugará su próximo partido nada menos que ante el español Rafael Nadal (5), máximo favorito al título. El tandilense, de 31 años, no jugaba desde el 8 de agosto pasado cuando perdió en la ronda inicial del ATP austríaco de Kitzbuhel con el holandés Robin Haase, luego fue operado en la muñeca derecha y tras dejar atrás un largo proceso de rehabilitación reapareció en Buenos Aires, su torneo favorito. Es que “Pico” fue campeón de la edición 2007, finalista en 2009 y también el año pasado, cuando jugó un torneo increíble y cayó en la definición ante el mallorquín Nadal por 6-4 y 6-1. El tandilense jugó muy suelto, con mucho ritmo y estuvo muy preciso tanto de derecha como de revés, algo impensado después de tanto tiempo sin jugar, aunque también es cierto que el italiano Cecchinato, surgido de la clasificación, casi no estuvo en la cancha en el primer set y eso le facilitó la tarea. Mónaco se llevó el parcial por 6-1 en apenas 25 minutos con tres quiebres de servicio (1-0, 3-0 y 6-1) y un dominio total del escenario, alentado por un público que siempre le responde. En el segundo set, el tandilense quebró otra vez, se adelantó 3-1 y luego dominó a su antojo, hasta que cerró el partido con un revés paralelo impecable sobre la línea que generó el aplauso de Cecchinato y la ovación del público que le reconoció su trayectoria, en el tramo final de su carrera. “Entrené muy duro para poder volver a jugar y estaba ansioso por competir. Fue algo muy lindo regresar al tenis en Buenos Aires, ante mi público, siempre dije que el torneo es muy especial para mi”, comentó Mónaco instantes después de su victoria. El tandilense se refirió también a su próximo partido, que será ante su amigo Nadal, con quien disputó la final del año pasado. “No esperaba encontrármelo a ‘Rafa’ tan pronto. Igualmente este año hay un cuadro de grandes jugadores, con muchísimo nivel y eso es algo para disfrutar, como lo será el partido ante mi amigo”, añadió Mónaco en su despedida. Con la victoria de Mónaco, fueron cinco los tenistas argentinos que se instalaron en octavos de final sobre un total de ocho que ingresaron al cuadro principal, ya que anteriormente lo habían hecho Leonardo Mayer, Diego Schwartzman, Federico Delbonis y Renzo Olivo. Los eliminados fueron Facundo Arguello, Guido Pella y Facundo Bagnis, estos dos últimos ante rivales argentinos, Mayer y Olivo. Por su parte, en el partido previo al regreso del tandilense, el austríaco Dominic Thiem (19) se instaló en los octavos de final tras superar al español Pablo Carreño Busta (64) por 6-0, 3-6 y 6-3 en una hora y 20 minutos. El austríaco, considerado para ser un ‘top ten’ en el corto plazo, ganó el año pasado los ATP de Niza, Umag y Gstaad, los tres sobre polvo de ladrillo, y su presentación en Buenos Aires generó expectativas. Thiem jugó un primer set impecable, con una derecha muy potente y un servicio implacable, pero en el segundo bajó su nivel con muchos errores no forzados, y si bien se recuperó en el tercero dejó la sensación de que su tenis aún es inestable, y que le falta para desafiar mano a mano a Nadal o a David Ferrer.

Que opinas? Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

El Gobierno acepta atenuar los aumentos en las tarifas

El Gobierno acepta atenuar los aumentos en las tarifas El Gobierno cedió ante la presión …

Deja un comentario