Inicio > Destacadas > Obama advirtió que “ninguna institución es inmune” al racismo en Estados Unidos
Obama advirtió que "ninguna institución es inmune" al racismo en Estados Unidos

Obama advirtió que “ninguna institución es inmune” al racismo en Estados Unidos

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró este martes que “nadie es enteramente inocente” y que “ninguna institución es completamente inmune”, incluyendo a la policía, a los prejuicios raciales que aún subsisten en el país, durante un servicio multirreligioso en honor a los policías asesinados en Dallas. Obama decidió esta semana acortar su última gira por Europa y viajar este martes a esta ciudad texana, que aún está consternada por el ataque de un ex soldado negro que se apostó como un francotirador y acribilló a un grupo de policías durante una protesta del movimiento Black Lives Matter (La Vida de los Negros Importan) en contra de los últimos casos de gatillo fácil. El ataque del viernes pasado, que terminó con cinco policías muertos y otros nueve heridos, se sumó a la ola de protestas, que ya lleva cinco días seguidos y más de 250 detenidos, en contra de los abusos y el racismo que demuestran una y otra vez miembros de las policías locales y federales. El lunes a la noche, al mismo tiempo que miles de personas salieron otra vez a las calles en algunas de las principales ciudades de Estados Unidos, cinco personas -cuatro de ellas mujeres- resultaron heridas de bala, por un tiroteo en la ciudad de Baltimore, Maryland, durante una vigilia por la muerte de un joven negro que falleció este fin de semana a manos de la policía. En medio de ese clima nacional de creciente tensión racial, el demócrata Obama visitó Dallas junto con su esposa, Michelle, su vicepresidente, Joe Biden, y su mujer Jill, el ex presidente republicano George W. Bush y su esposa Laura y los dos senadores por el estado de Texas, el veterano John Cornyn y el ex precandidato republicano a la Casa Blanca, Ted Cruz. Todos participaron de una ceremonia multirreligiosa que incluyó oraciones de tres líderes religiosos: dos hombres, uno musulmán y otro judío, y una pastora protestante. “Sé que los estadounidenses están sufriendo por lo que pasó en los últimos días (…) Aunque sabemos que estas divisiones no son nuevas y que fueron peores en un pasado reciente, nos preguntamos si estas divisiones van a poder ser saldadas algunas vez”, planteó Obama ante un teatro abarrotado de familiares y amigos de las víctimas del ataque de Dallas y de funcionarios de todo el país. “Pero debemos rechazar esa desesperanza. Estoy acá para insistir en que no estamos tan divididos como parece”, agregó el mandatario en su discurso, que fue transmitido en vivo por las cadenas de TV locales y por la página web de la Casa Blanca. Con más de una decena de miembros de las fuerzas de seguridad en uniforme de fondo y al costado de las fotos de los cinco policías fallecidos el viernes pasado mientras acompañaban una protesta por casos de gatillo fácil contra ciudadanos negros, el presidente estadounidense recordó una a una la historia personal de las víctimas y contó cómo sus familias se enteraron de la noticia y el drama de contársela a sus hijos. Obama también reivindicó el trabajo de los policías en todo el país y en especial en Dallas -“una abrumadora mayoría de los agentes de policía merece nuestro respeto, no nuestro desdén”-, pero hizo hincapié en que el racismo y “los prejuicios no desaparecieron cuando la segregación legal terminó” en Estados Unidos, en los años 60. “Nadie es enteramente inocente, ninguna institución es completamente inmune y eso incluye a nuestros departamentos de Policía”, sostuvo el mandatario. Una y otra vez, Obama vinculó los casos de gatillo fácil de policías blancos contra jóvenes negros -sólo en la última semana se registraron dos, uno en Luisiana y otro en Minnesota- con el ataque del viernes pasado dirigido contra miembros de la policía de Dallas. Uno de los puntos que le permitió vincular los casos de violencia fue el descontrol en la venta de armas, un tema que viene concentrando sus discursos en los últimos cuatro años. “¡Es más fácil para un adolescente conseguir una Glock (una marca de pistola semi automática) que una computadora…incluso

Que opinas? Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

Murió el actor Juan Carlos Mastrangelo al caer de un balcón

El actor Juan Carlos Mastrangelo murió este domingo a la tarde a los 48 años …

Deja un comentario