fbpx
Pasa de noche: el vuelo de los inmigrantes venezolanos
La cámara de Pasa de Noche fue testigo de este fenómeno que ocurre a las 4 de la madrugada

Pasa de noche: el vuelo de los inmigrantes venezolanos

La cámara de Pasa de Noche fue testigo de este fenómeno que ocurre a las 4 de la madrugada, cuando el avión de la empresa Estelar aterriza con 300 venezolanos a bordo.

Los aeropuertos son lugares fríos e impersonales. Pero una vez por semana en el de Ezeiza se produce un estallido de emociones. Es cuando arriba el único vuelo directo desde Caracas y cientos de venezolanos radicados en nuestro país hacen realidad el sueño que los persigue desde el día en que abandonaron su tierra: reencontrarse con sus seres queridos. La cámara de Pasa de Noche fue testigo de este fenómeno que ocurre a las 4 de la madrugada, cuando el avión de la empresa Estelar aterriza con 300 venezolanos a bordo. Escapando de la crisis económica, muchos vienen en busca de un futuro mejor. Pero también de algo que para ellos no tiene precio: abrazarse con familiares y amigos que hace meses o, incluso años, que no ven. Todo se da en el marco de una ola inmigratoria de venezolanos que no tiene precedentes. Representan a uno de cada cuatro extranjeros que se radica en el país. Y sólo en los primeros 6 meses de 2018 llegaron 25 mil, con lo cual alcanzaron el primer lugar del ranking, desplazando a bolivianos y paraguayos. Insert de Video Uno de ellos fue Eisrrael, quien hace semanas que casi no duerme. Está estresado y ansioso. Pero también feliz. Después de 11 meses se va a reencontrar con su esposa y sus dos hijos. Llegó a Buenos Aires después de un viaje de diez días por tierra atravesando cuatro países, Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia. Trabajó de lo que pudo y, con sus ahorros y un préstamo de su patrón, pagó los 950 dólares que vale cada pasaje de avión para que su familia llegue a Buenos Aires. “La verdad que estoy muy emocionado –cuenta Eisrrael-. No veo la hora de abrazar a mi mujer y a mis hijos, con quienes no pude compartir ni siquiera sus últimos cumpleaños”, se lamenta. Y la hora llega. Y también llegan los besos, los abrazos y las emociones que dejan sin aliento. Llegan para él y para los otros cientos de venezolanos que se agolpan en el hall principal del aeropuerto a la espera de ver aparecer por la puerta de arribos a sus seres queridos. Tendrán que seguir peleando contra la herida del destierro. Pero ganaron una batalla. Tal vez la más importante: volver a reunirse con su familia.

Te puede interesar >>>

Las formas con las que tu perro te está diciendo que te quiere

Las formas con las que tu perro te está diciendo que te quiere

Existen las formas típicas en las que tu perro te dice que te quiere, las …