Inicio > Destacadas > Se fueron $ 3.100 millones de los bancos en 30 días

Se fueron $ 3.100 millones de los bancos en 30 días

• Además, se percibió un tibio crecimiento en plazos fijos; es liquidez que suma presión al dólar

El dólar tiene por estos días un combustible que difícilmente podrá diluir el Banco Central con la última suba de tasas de interés que dispuso sobre su deuda: los bancos perdieron $ 3.100 millones de sus cajas de ahorro y cuentas corrientes en los últimos 30 días (un 2%), a pesar del pago de aguinaldos que se da estacionalmente en julio, en un período en el que los ahorristas empezaron a volcarse sobre el dólar y llevaron la cotización del “blue” a los $ 14.

Las entidades financieras dejaron de retener pesos del mercado como lo hacían en los primeros meses del año. El efecto es un aumento del circulante de efectivo en la economía, que le da fuerza a la demanda de divisas en los momentos más turbulentos. La liquidez ya no ingresa en el sistema financiero como en otras épocas: a veces, por una decisión de las entidades de no asumir mayores costos de fondeo ante una actividad crediticia que se desploma; y otras, por una opción coyuntural de los ahorristas de evitar dejar inmovilizado su dinero ante las mayores expectativas de devaluación y de inflación.

Lo primero se ve en la desaceleración de crecimiento que muestran los plazos fijos respecto de la del primer semestre del año; lo segundo, en un drenaje de depósitos a la vista que empezó a notarse a partir de julio, a pesar del pago de aguinaldos.

El desplome del crédito desalienta a los banqueros a captar depósitos y los hace preferir dejarlos escapar antes que pagar por ellos mayores tasas de interés. Por un plazo fijo minorista, una de las entidades más grandes del país pagaba esta semana un retorno de apenas el 20,5% anual, que es casi la mitad de la inflación esperada; y por los depósitos mayoristas que reciben de empresas (personas jurídicas), apenas el 21,5% anual.

Según las cifras del último informe monetario del Banco Central, los depósitos a la vista privados y públicos cayeron en $ 3.100 millones en los últimos 30 días (entre el 15 de julio y el 15 agosto), y los que pertenecen sólo al sector privado mostraron un incremento de apenas el 0,6% ($ 1.600 millones). En plazos fijos, la performance es algo mejor, pero sensiblemente menor a la que se registraba a principios de año: en los últimos 30 días, aquellos que pertenecen al sector privado crecieron un 1,9%.

A pesar de esto, los bancos aún cuentan con excedentes de liquidez porque el desplome del crédito es mayor. Los pesos que no retienen terminan por incrementar el circulante y crean condiciones para una corrida cambiaria a pesar de los esfuerzos del BCRA por absorber liquidez.

Durante los primeros siete meses del año se expandió la base monetaria por $ 12.700 millones; un 3% más que la de diciembre de 2013 y sólo 18% respecto de agosto del año pasado, frente a una inflación anual que supera el 38%. “Hubo una política restrictiva que tuvo como meta retirar el excedente de pesos que presionaba sobre la cotización del dólar. La contrapartida de este proceso fue la menor expansión de los agregados monetarios y el impacto negativo sobre la disponibilidad y el acceso a préstamos al sector privado”, comentó un informe de Quantum Finanzas.

Te puede interesar >>>

Indignación en México por búsqueda de una niña que nunca existió

Autoridades mexicanas descartaron este jueves que una niña se encuentre atrapada bajo los escombros de …