Inicio > Destacadas > Se mantienen las gestiones para que Lula asuma como ministro de Dilma Rousseff
Se mantienen las gestiones para que Lula asuma como ministro de Dilma Rousseff

Se mantienen las gestiones para que Lula asuma como ministro de Dilma Rousseff

La asesoría de prensa de la Presidencia informó que Rousseff y Lula decidieron continuar su encuentro hoy, cuando Lula debe anunciar si acepta o no un cargo como ministro, algo que es defendido por varios integrantes del Gobierno y duramente criticado por la oposición. De la reunión de ayer participaron también el ministro de la Presidencia, Jaques Wagner, y el ministro de la Secretaría de Gobierno, Ricardo Berzoini. Algunas versiones de medios locales señalan que Lula puede sustituir a Wagner para actuar como la mano derecha de Rousseff o a Berzoini, para hacerse cargo de las negociaciones entre el Gobierno y el Congreso. En cualquiera de los casos será la primera vez que un ex presidente brasileño asume un cargo como ministro de uno de sus sucesores. La posibilidad de que Lula pase a ocupar un ministerio empezó a ser alimentada en las últimas semanas y cobró fuerza ayer, cuando el ex jefe de Estado se desplazó desde San Pablo hasta Brasilia para reunirse con Rousseff. Wagner confirmó que Lula ya fue sondeado y dijo que su presencia en el Gabinete reforzaría la “capacidad de articulación política” y de diálogo del Gobierno con el Congreso, que se apresta a retomar el trámite para un eventual juicio político contra Rousseff, reportó la agencia EFE. El abogado general de la Unión, José Eduardo Cardozo, quien hasta hace diez días era ministro de Justicia, también apoyó el posible nombramiento para algún cargo en el Ejecutivo. “El Gobierno ganaría un gran líder”, dijo Cardozo a periodistas sobre esa posibilidad, que ha sido condenada de antemano por líderes de la oposición, que evalúan que el ex mandatario busca protección con ese lugar en el gabinete. Lula está acusado formalmente ante los tribunales de delitos de supuesta corrupción y su eventual condición de ministro le daría foro privilegiado, porque obliga a mudar las causas en su contra de la justicia común a la Corte Suprema, lo que dilataría el proceso. Casi en paralelo a su charla con Lula, Rousseff rechazó “con vehemencia e indignación” las denuncias en su contra realizadas por el senador oficialista Delcídio Amaral, quien la acusa de intentar frenar las investigaciones sobre el escándalo de corrupción en Petrobras. “La presidenta de la República, Dilma Rousseff, repudia con vehemencia e indignación los intentos de involucrar su nombre con una iniciativa personal del ministro Aloizio Mercadante, en el episodio relativo a la divulgación hecha hoy”, señaló un comunicado, citado por la estatal agencia Brasil y DPA. Según Amaral, Mercadante, actual ministro de Educación y uno de los políticos más cercanos a Rousseff, fue grabado ofreciéndole dinero, apoyo político e incluso una intermediación ante el Poder Judicial a su favor, a cambio de que no firmara la delación premiada divulgada ayer, que provocó un terremoto en Brasilia. Amaral hizo las declaraciones en el marco de un acuerdo de colaboración con la Justicia, cuando estaba detenido acusado de interferir en las investigaciones sobre el caso Petrobras. El senador del gobernante Partido de los Trabajadores (PT) estuvo preso casi tres meses después de ser grabado ofreciendo dinero y un salvoconducto para salir del país a un ex director de Petrobras que está encarcelado. El comunicado de la Presidencia no alude a ninguna de las otras acusaciones que Amaral hizo contra la presidenta, a quien acusó de interferir directamente con el fin de perjudicar las investigaciones y beneficiar a implicados en la trama que desvió millonarias sumas de la petrolera estatal.

Te puede interesar >>>

Lo más insólito que hicieron los argentinos de Netflix en 2017

Lo más insólito que hicieron los argentinos de Netflix en 2017 Se sabe que uno …

Deja un comentario