fbpx
Inicio > Salud > 10 razones clave vinculadas a la salud para consumir huevo en la infancia, la adolescencia, la adultez y la vejez.

10 razones clave vinculadas a la salud para consumir huevo en la infancia, la adolescencia, la adultez y la vejez.

1. Tiene un alto valor vitamínico y mineral
Pocos alimentos contienen tantas vitaminas y minerales como el huevo.

Cuando lo consumimos, ingerimos vitaminas A, D, E y B12, así como tiamina, riboflavina, niacina, ácido pantoténico, piridoxina, folato, biotina, calcio, hierro, zinc, magnesio, fósforo, potasio, selenio y sodio.

Todos estos nutrientes contribuyen al bienestar físico y mental, reduciendo el riesgo de enfermedades, aportando energía y potenciando el desarrollo.
2. Previene enfermedades de la vista
El huevo es rico en carotenoides zeaxantina y luteína, sustancias antioxidantes que intervienen en la prevención de afecciones visuales como las cataratas y la enfermedad macular producida por la edad.

La luteína y la zeaxantina también están presentes en vegetales como el brócoli y la espinaca, pero el cuerpo absorbe mejor estos nutrientes cuando provienen del huevo, gracias a la grasa presente en la yema.
3. Aporta grasas insaturadas
El huevo contiene grasas saludables de buena calidad, especialmente del tipo monoinsaturado oleico, que actúa favoreciendo el aumento de colesterol HDL (el colesterol “bueno”) en sangre.

Contrario a lo que se pensaba antiguamente, numerosas investigaciones científicas revelaron en los últimos años que el consumo de huevo no tiene impacto negativo en el incremento de los niveles de colesterol LDL, el colesterol “malo”.
4. Es el aliado perfecto para combatir el exceso de pesoEl huevo es un alimento fundamental para incluir en planes de descenso de peso porque, al contener proteínas, es un alimento saciógeno.

Además, es bajo en calorías: aporta solo 75 calorías por unidad.
5. Contiene proteína de alta calidad
Después de la proteína de la leche humana, la del huevo es la que nuestro organismo aprovecha mejor.

El huevo cubre el 10% de las recomendaciones proteicas de un adulto y el 30 % de las recomendaciones proteicas en los niños.
6. Favorece el desarrollo del cerebro
El huevo contiene colina, un nutriente importante para el desarrollo del cerebro, la memoria y el aprendizaje.

Además, la luteína contenida en el huevo no sólo es buena para la visión, sino que presenta altas concentraciones en el cerebro y en la sangre por lo que se la ha asociado a una mejor función cognitiva en adultos y adultos mayores.

Ambos nutrientes se encuentran en la yema del huevo.
7. Previene la pérdida de masa muscular
El envejecimiento trae aparejada la sarcopenia, pérdida progresiva de masa y fuerza muscular, incrementando el riesgo de caídas y fracturas.

El huevo aporta proteínas de alta calidad que ayudan a prevenir la sarcopenia, al tiempo que es un alimento de sencilla ingesta y fácil preparación para adultos mayores.
8. No contiene conservantes ni aditivos
Gracias a su envase natural, el huevo está libre de conservantes y aditivos que atentan contra la salud.

9. Potencia el desarrollo del feto en el embarazo
La colina contenida en el huevo también desempeña un papel fundamental en la salud fetal durante el embarazo.

En el útero, la colina ayuda al cerebro y la médula espinal del bebé a desarrollarse adecuadamente.

Además, por la variedad de sustancias que aporta el huevo, como vitaminas y minerales, es considerado un alimento sumamente importante en esta etapa de la vida.
10. Es accesible, versátil y está disponible todo el año
El huevo es un alimento económico, con excelente relación costo-beneficio.

Además, es práctico y sencillo de preparar en múltiples formas, al tiempo que integra numerosas recetas saludables.

Por último, tiene la ventaja de estar disponible a lo largo de todo el año.
6 formas de cocinar el huevoExpertos en inocuidad de alimentos aconsejan no lavarlos y guardarlos en la heladera, dado que la refrigeración retrasa el deterioro y el envejecimiento.

Hay que tener en cuenta que el huevo duro es la opción más saludable, dado que la cocción completa elimina posibles bacterias peligrosas como la salmonella.

El huevo revuelto (con poco aceite o spray vegetal) es otra buena alternativa, sobre todo para desayunos y meriendas.
1- Huevo duro
Se cocina entero en abundante agua hirviendo para que no se quiebre la cáscara.

Tiempo de cocción: 12 minutos.

2- Huevo pasado por agua
Se cocina en agua hirviendo y se sirve en huevera, haciendo un pequeño hoyo en la cáscara.

Tiempo de cocción: 3 minutos.

3- Huevo poché
Huevos pochés Se hierve sin cáscara en agua con vinagre y sal, en el centro de la cacerola, mientras se revuelve enérgicamente.

Tiempo de cocción: 3 minutos.

4- Huevos fritos
Se fríe en aceite bien caliente. Se recomienda romper en un plato previamente.

Tiempo de cocción: 3 minutos.

5- Huevos revueltos
Se cocinan con unas gotas de aceite (o spray, para reducir las calorías) revolviendo permanentemente durante la cocción.

Tiempo de cocción: 4 minutos.

6- Huevos mollets
Se cocina entero en agua hirviendo. Se recomienda pelarlo con cuidado y servirlo caliente.

Tiempo de cocción: 5 minutos.

Fuente:https://www.clarin.com/buena-vida/10-motivos-debemos-comer-huevo-dias_0_0XElyNm3.html

Que opinas? Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

7 COSAS QUE AFECTAN TU FRECUENCIA VIBRATORIA

Cualquier sentimiento hace que usted emita una vibración que puede ser positiva o negativa. 1ªLos …