Inicio > Destacadas > Aberrante: La violaron y la empalaron hasta desgarrarle órganos internos

Aberrante: La violaron y la empalaron hasta desgarrarle órganos internos

La violaron y la empalaron hasta desgarrarle órganos internos

Piden justicia para Irma Ferreyra Da Rocha, una mujer de 47 años de Garupá (Misiones), madre de siete hijos que falleció tras ser empalada con la rama de un árbol el sábado.

La mujer presentaba lesiones graves, con hemorragia interna, producto de la introducción de una rama en la vagina y el ano, lo que le provocó desgarramiento de órganos. Los médicos intentaron todo, pero no pudieron salvarla. Irma murió anoche, alrededor de las 21.

Agonizó 36 horas.“Pero mama se defendió y lo hizo hasta el último momento. Luchó con ellos, que eran varios. Y con el último aliento de vida, dijo el nombre de uno de detenidos, sé que es él”, aseguró el hijo de Irma al diario Primera Edición.

“No sé cómo explicarlo”, relató la hermana de Irma:  “Pedí al médico ver a mi hermana y cuando entré a la sala no pude estar ahí. Lo que le hicieron no tiene nombre. Pero lo que me desesperó fue que mi hermana me pedía socorro, ayuda, me suplicaba que le cure el dolor y yo no tenía con qué. No tenía cómo borrarle de su corazón el dolor que soportó en sus últimos momentos de vida”.

El último recorrido de Irma Ferreyra:

La familia Ferreyra Da Rocha contó que Irma trabajaba como empleada doméstica en dos casas y “se desvivía para llegar a fin de mes”.

Recién el viernes por la noche decidió salir y despejarse. Unas compañeras de trabajo la invitaron para celebrar la despedida del año. Y nunca más regresó a su hogar.

Al día siguiente, su familia comenzó a buscarla cerca de las 9, pero nadie tenía noticias.

Finalmente, a las 11, dos policías llegaron a la casa de Mabel y “me preguntaron si era la hermana porque tenían que darme una noticia para nada buena. Me dijeron que la encontraron a la madrugada, tirada en el túnel, cerca de la exGarita. Yo no sabía cómo reaccionar, tomé mis cosas y fui al hospital”.

En el nosocomio la vieron “completamente destruida, la dañaron de una forma que no se puede explicar. Fue como si una bestia saliera a la calle y eligiera quién vive y quién no”, sentenció Mabel.

Te puede interesar >>>

Lo que las compañías de celulares no te contaron

El año pasado en Argentina se registró el hurto de 700 celulares al día, un …