Inicio > Deportes > Así armaron los barras de Boca el ataque en el superclásico

Así armaron los barras de Boca el ataque en el superclásico

A las 18:44:17 del jueves 14 de mayo, Adrián el “Panadero” Napolitano ingresó a La Bombonera a través del molinete 2 de la puerta 11 bis. Así quedó registrado en la cámara 21 del Sistema de imágenes del estadio. Nadie se imaginó en ese momento que casi cuatro horas más tarde desencadenaría un escándalo en medio del Superclásico. Los detalles de cómo se llevó adelante el ataque a los jugadores de River constan en un informe que Boca presentará el martes a la Justicia. Junto a ese informe se hará una demanda penal y civil contra los imputados en el hecho, acusándolos de daños y perjuicios contra el club y pidiendo un resarcimiento económico millonario.

El “Panadero”, de Valentín Alsina, socio de Boca desde octubre de 1992 y de una posición económica holgada (posee tres comercios) también tiene un historial con una participación política en el club (estuvo en la agrupación de Roberto Digón hasta 2007), está imputado del delito de “lesiones leves agravado por el artículo 7 de la ley de espectáculos deportivos que establece prisión de un mes a tres años”. En las imágenes se comprobó que fue uno de los dos autores materiales de la agresión contra los futbolistas de River. Napolitano tiene relación con Silvia María Eva Gottero (fue funcionaria de Aníbal Ibarra en el Instituto de la Vivienda y actualmente es candidata porteña en la lista de legisladores del Frente para la Victoria que encabeza Mariano Recalde para las elecciones de jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires). Su abogado, además, es Javier Gastón Raidan, cercano al Secretario de Justicia de La Nación, Julián Alvarez.

El “Panadero” (casado, con una hija) es habitué de la bandeja inferior de la tribuna Socios Norte. Y allí se movió junto con otras personas para llevar adelante el ataque a los futbolistas de River con un líquido que la Policía Federal todavía no determinó si se trató de un preparado casero (lo más probable) o de algún tipo de gas pimienta. Si se trata del segundo, los imputados pueden quedar más comprometidos porque “podría equipararse a un arma de uso civil”. En las cámaras de seguridad se lo identificó al Panadero ingresando con una ropa pero saliendo del estadio vestido con otra. No se observó en qué momento se cambió ni en qué lugar.

En el informe también se detalla el accionar de Federico Blanco (vive en Villa Urquiza y es socio de Boca desde el 2000), a quien también se lo observó arrojando el líquido contra el plantel de River. “Blanquito”, como lo apodan, ingresó al estadio por el molinete 2 de la puerta 11 Bis una hora más tarde que el “Panadero”. Una vez adentro se puso junto a Napolitano y accionó su spray dos o tres veces mientras su compañero se posicionó y buscó el momento y ángulo de disparo.

Apasionado por la música electrónica (se lo vio en el festival Tomorrowland que se realizar todos los años en Bélgica), tenía un antecedente violento: en 2012 había arrojado un cartel de publicidad contra futbolistas de Independiente. “Claro que lo conozco, me cuesta creer lo que hizo. No son barras; tienen como vicio seguir a Boca”, admitió Roberto Digón sobre Blanco, uno de los agresores.

Gustavo El Mono Florentín fue el primero de los imputados en ingresar al estadio. Lo hizo a las seis menos cuarto de la tarde. Socio de Boca desde 1997, de Villa Martelli, ingresó vestido con un buzo de color blanco pero al momento de la agresión se lo ve con una remera de mangas cortas color amarillo, pantalón claro y con el buzo o campera a la cintura. Se puede leer la inscripción Nuevo Boca en la remera amarilla. Fue cuarto candidato a representante del club por la lista de Digón en las elecciones de Boca de 2008 y en las de 2011 fue séptimo aspirante a ese mismo lugar por “Frente Unidad Boquense”, la lista de unidad que conformaron Amor Ameal, Roberto Digón, José Beraldi y Santiago Carreras. El frente perdió a manos de la actual Comisión Directiva, pero Florentín integra la Asamblea de representantes por parte de la oposición, según dispone el estatuto. Vota y representa a la minoría en las asambleas. Es un hombre de la política de Boca pero su abogado, Gabriel Iezzi, manifestó que no es barrabrava aunque sí conoce al “Panadero” desde hace años porque siempre están juntos en el mismo sector del estadio. “No tuvo nada que ver (con la agresión)”, dijo el letrado sobre su defendido.

El 13 de mayo de 1999, Diego Biglia se asoció a Boca. El 14 de mayo ingresó al estadio junto a su hijo Agustín Blas Biglia y fue quien encendió una bengala “a modo de distracción” (según el informe de Boca) inmediatamente después de que sus compañeros de tribuna arrojaran el líquido.

“En la previa a este suceso se encargaba de reservar el lugar del hecho”, consta en el informe. Hombre de Florencio Varela, Biglia es habitué de la tribuna Socios Norte Baja, tiene una posición holgada y suele viajar con el equipo al exterior. Su abogada contó que “no participó de las lesiones” y que “le tiene más miedo a la condena social que a la Justicia y a la barra de Boca”. Ahora todo quedará en manos del juez.

Fuente: http://www.clarin.com/deportes/Revelan-armaron-barras-Boca-superclasico_0_1362463853.html

Te puede interesar >>>

Lo más insólito que hicieron los argentinos de Netflix en 2017

Lo más insólito que hicieron los argentinos de Netflix en 2017 Se sabe que uno …