fbpx
El Gobierno cree que los gremios no pararán tras el veto de la ley antidespidos
El Gobierno cree que los gremios no pararán tras el veto de la ley antidespidos

El Gobierno cree que los gremios no pararán tras el veto de la ley antidespidos

“A lo mejor puede que haya una medida de fuerza de algún sector gremial, pero no creo que se convoque a un paro”, arriesgó en declaraciones radiales el virtual viceministro de Trabajo, para quien el veto a la emergencia ocupacional “no fue un error” de Macri porque, según entiende, “el Presidente tiene una gran obsesión por crear trabajo y que vengan inversiones a la Argentina”. Sabor señaló además que su presunción de que no habrá una huelga a nivel nacional responde “a la información que manejan” en la administración nacional. Naturalmente, al Gobierno no se le escapa que los líderes sindicales mantuvieron un contrapunto bien caliente, ayer, durante el desarrollo de la segunda jornada de la llamada Semana Social de la Comisión Episcopal de la Pastoral Social. En ese ámbito, los líderes sindicales evaluaron qué respuesta dar al veto presidencial, después que habían prometido llamar a un paro si Macri efectivamente bochaba la ley antidespidos. “Hay algunos que obviamente quieren sangre. Los podemos entender, pero eso no significa que convoquemos a un paro porque se vetó una ley. Si paramos, será porque continúan los despidos”, dijo a Télam uno de los voceros de Hugo Moyano, que en Mar del Plata buscó despegarse del lenguaje combativo de las dos CTA, que reclaman un paro o una movilización a gran escala. “Muchachos, yo entiendo la presión que deben estar sintiendo de sus bases, pero nosotros estamos en otra situación”, dicen que dijo Moyano al estatal Pablo Micheli y al docente Hugo Yasky. También talló en esa discusión el jefe de la CGT Alsina, el metalúrgico Antonio Caló, que a su turno manifestó al tándem Micheli-Yasky que “no sé cómo será en el Estado, pero a mi gente le descuentan los días de paro”. Líder de la CTA autónoma, Pablo Micheli se ha inclinado públicamente por la realización de un paro general mientras que Yasky, su par de la CTA de los Trabajadores, proyecta una concentración del mismo tipo de la que realizaron los gremios el pasado 29 de mayo frente al Monumento al Trabajo. “Nos da miedo que lesionemos la unidad si no vamos todos juntos con una misma medida”, plantearon las centrales alternativas, a lo que Moyano respondió: “No hay nada que temer”. En cualquier caso, esta semana volverán a encontrarse las distintas expresiones sindicales (todavía sin escenario y horario confirmados) para seguir analizando la cuestión. La posición contemporizadora de Moyano parece ser el criterio común de las tres CGT, de donde no han salido más que un par de expresiones aisladas de repudio al veto contra la ley antidespidos. Salió Pablo Moyano a decir que Macri cometió un “error histórico”, y que no podía descartarse una medida de acción directa a nivel nacional. También opinó Ricardo Pignanelli, secretario general del SMATA: “Habrá que salir a la calle”, sostuvo el jefe de los mecánicos, dejando entrever que sonarán tambores de guerra en una actividad afectada más de la cuenta por los vaivenes de la economía brasileña. Al vetar la iniciativa, Macri dio cuenta de su intransigencia a considerar la ley antidespidos: “Su aplicación congelará los empleos, mantendrá en la misma situación a los miles de argentinos que hoy trabajan en la informalidad e incrementará la pobreza, como sucedió en los últimos años”.

Te puede interesar >>>

De la realeza hasta Hollywood, la increíble historia de los juegos de cartas

De la realeza hasta Hollywood, la increíble historia de los juegos de cartas

Muchos han visto alguna de esas escenas en las más grandes películas de Hollywood en …