fbpx
Entre el entretenimiento y la salud en el juego online

Entre el entretenimiento y la salud en el juego online

Se espera que la industria del iGaming o juego online crezca hasta alcanzar los 94 miles de millones de dólares para el año 2024, según un estudio publicado en Statista. Y si bien estas son son estimaciones pre COVID-19 sí que nos dibujan un panorama sobre que estamos ante una industria potente, que mas allá de valoraciones éticas está y seguirá estando, a través de los casinos online dentro de nuestras casas.

Y como consecuencia requiere que pensemos abiertamente al respecto. Requiere que los actores interesados trabajen para mitigar los problemas potenciales para la salud que esta actividad representa para un porcentaje de jugadores, ya que existen, y no debemos negarlos, problemas de juego evidentes.

Pero también existen otros problemas menos evidentes, que involucra a aquellas entidades estatales que deben regular y al mismo tiempo utilizar esta actividad como fuente de ingresos para los países, y que se mueven entre la falta de reglamentación a reglamentaciones excesivas que agravan el problema, las promociones confusas, los sitios de apuesta que operan por fuera de toda regulación, la falta de herramientas para que los jugadores puedan autolimitar su juego, las condiciones poco claras de bonos y promociones, etc.

Como decíamos mas arriba, el juego, las apuestas en linea o a nivel físico, en juegos de habilidad manual o en complejos tragamonedas online, son actividades que por diferentes motivos han acompañado y seguirán siendo parte de la actividad humana, y no vamos a solucionar sus problemas mirando para un costado. Pero tampoco debemos caer en la tentación de suponer que todos los actores de esta industria tienen prácticas poco éticas, porque en ambos casos incurriríamos en un error, y en una injusticia.

Hay cosas para mejorar, y debemos trabajar para solucionarlas.

Hay una fuerte tendencia marcadas por productos y servicios emergentes que tienen apuestas interesantes por un juego online ético. Como ejemplo de ello tenemos a Betizen, en sus propias palabras la “comunidad confiable para jugar online sin engaños“, con la clara misión de ofrecer transparencia tanto a jugadores como operadores, algunos proveedores de licencias como la MGA (Malta Gaming Authority) con una amplia trayectoria en su misión de proveer una licencia que promueva el juego justo y transparente. Y también operadores mismos como pueden ser Vera&John, FastPay, o Royal Panda, solo por nombrar algunos, que creen en la importancia de auto-limitarse desde el punto de vista del marketing o la publicidad al utilizar licencias con fiscalizaciones exigentes, o que simplemente deciden ofrecer a sus jugadores herramientas de autocontrol, que efectivamente pueden ser utilizadas, porque su apuesta es al largo plazo y a la sostenibilidad del sector.

Existen muchas formas en que los diferentes actores de la industria del juego online podrían contribuir a la transparencia del sector. Ya que el tema podría dar para mucho (existen de hecho expertos para tratar cada uno de estos temas) repasemos caso a caso una primera propuesta solo para ser tomada como punto de partida, pero una propuesta práctica, no una que se pierda en discusiones interminables. Una contribución con la única intención de abrir la discusión.

Afiliados

La afiliación es aquella actividad por la cual un anunciante cede beneficios de su negocio a un publisher a cambio de promocionar su marca. La afiliación en el mundo de iGaming ha pasado por grandes transformaciones, comenzando por los países anglosajones.

De hecho en muchas ubicaciones preferidas por los anunciantes y creadores de contenidos, donde los ingresos per cápita de sus habitantes son mayores y por lo tanto también el mercado, los tiempos de quienes veían a la actividad como una mina de oro de la cual únicamente extraer dinero fácil se están (gradualmente) terminando.

Los sitios promocionales vacíos de valor y cargados de publicidad deberían dar lugar y están dando lugar, a otro tipo de propuestas donde el centro son precisamente la oferta de algo que sea de beneficio real para los visitantes y jugadores. En el caso de sitios como de afiliación ética como puede ser LCB, AskGamblers o Betizen para los mercados emergentes, por poner algunos ejemplos, esto significa ofrecer transparencia tanto de juegos como de las condiciones en las que los operadores realizan su oferta.

Operadores

En los comienzos de la actividad si uno quería lanzar al mercado un casino online debía esforzarse, la complejidad que conlleva reunir en un solo lugar los proveedores de juegos, los métodos de pago y luego de hacer llegar a los jugadores la oferta era considerablemente mayor comparada con lo que ocurre hoy en día con marcas blancas a costos irrisorios, respaldadas por licencias de dudosa confiabilidad y poco transparentes respecto a las condiciones que exigen a los casinos y otros sinnúmero de herramientas y commodities que ponen a disposición la creación de casinos online a aquellas empresas con buenas intenciones pero también a aquellas que están allí con la firme intención de extraer de los jugadores el mayor beneficio posible, sin importarse del costo ni de los largos plazos.

Estos operadores “rogue” han tenido un crecimiento impactante en los últimos años, y de ahí la importancia no solo de los sitios con trayectoria probada, porque eso significaría dejar de dar una espacio de confianza a la innovación, pero sí de sitios de afiliación que nos ofrezcan una forma de compararlos, de filtrar a los buenos jugadores de los malintencionados, y de reguladores que entienda esta industria a la hora de hacer su trabajo.

Reguladores

En Latinoamérica, en países como Colombia o Argentina, han habido diferentes tipos de intentos, a diferentes niveles para avanzar en la regulación del juego online. Europa ha comenzado este proceso hace años, con buenos y malos resultados, y sobre todo con buenas y peores formas de enfrentar el problema.

Por un lado las regulaciones exigentes hace que los casinos abandonen el barco de los países que las mantienen, ya sea por los altos costos, las multas elevadas, o por exigencias ridículas de montos máximos de depósito o respecto a procesos KYC imposibles de cumplir, resultando en que los jugadores a falta de opciones suelen caer en casinos con menos exigencias y muchas veces con menos escrúpulos. Funcionando como prohibiciones indirectas, por idealistas o faltas de conocimiento del mercado.

Es que las prohibiciones ya sean directas o indirectas no funcionan en ninguna actividad que las personas deseen realizar de todas maneras. Lo único que consiguen mas bien es empeorar el problema.

Muchos reguladores deben por tanto aprovechar esta oportunidad como lo hice la MGA en su momento, aceptar el mundo globalizado como es, y desarrollar regulaciones de vanguardia que permitan un juego justo y seguro. Al mismo tiempo que recaudar a través de los impuestos cantidades justas dedicadas a la propia prevención del juego abusivo, del lavado de dinero, o de promoción de actividades mas productivas.

Proveedores de tragamonedas y juegos de mesa

Finalmente los proveedores o creadores de tragamonedas y juegos de mesa, sea Ruleta o Blackjack (también expuestos a exigencias de regulación) deberían trabajar en ser mas transparentes respeto a sus juegos. Es común ver cómo el mismo juego en diferentes jurisdicciones tienen diferentes valores de retorno, y niveles de ganancias para la casa y para el jugador.

Mas allá de temas legales y codicia aparte, ¿porqué razón válida se supone que un jugador sueco tenga mejores posibilidades en un slot que un jugador de México o de Ecuador? Esto ocurre. Es una práctica común. Para no hablar de aquellos proveedores que no se preocupan siquiera de ofrecernos estos rangos de valores, la volatilidad de sus máquinas, las frecuencias estimadas de aciertos, etc. Dificultando así la tarea de transparencia.

Y, nuevamente, exponer esto no significa dejar de reconocer a aquellos proveedores que sí hacen las cosas bien, que sí apuestan por la transparencia y por dar a los jugadores las informaciones que influirán en su nivel y elección de juegos. Solo para nombrar algunos, tenemos en este grupo proveedores como Nolimity City, Netent o ELK Studios. Thunderkick e Yggradsil. Sin dudas ejemplos a seguir en la industria.

En resumen hay mucho por hacer en la industria de juego online, por los diferentes actores. Como en toda actividad que crea un negocio lucrativo existen los buenos, los regulares y los malos actores. No es esperable tampoco que las cosas cambien de la noche a la mañana, pero sí que han habido avances y sí que están planteados los desafíos.

En tiempos de pandemia se hace difícil saber cuál será el futuro del juego online y el iGaming, pero sí sabemos que seguirá allí y que dependerá aquellos actores comprometidos y no de los oportunistas el continuar tranformandolo para mejor.

Te puede interesar >>>

Infección por hongos en pacientes post covid: Esto es lo que debes saber

Infección por hongos en pacientes post covid: Esto es lo que debes saber

La aparición del llamado “hongo negro” en pacientes que sufrieron covid-19 despertó muchas alarmas en …