Inicio > Curiosidades > Nuevo árbol de Navidad: natural, artesanal, reciclado
Nuevo árbol de Navidad: natural, artesanal, reciclado

Nuevo árbol de Navidad: natural, artesanal, reciclado

Para muchos, armar el arbolito navideño (lo que por tradición debe hacerse este domingo) implica comprar un pino de plástico, adquirir algunos adornos nuevos o incluso renovar toda la decoración para ajustarse a la última tendencia.

Sin embargo, hay quienes resaltan que la tradición de decorar un pino proviene del hemisferio norte y que además resulta costosa, por lo que invitan a vestir un forestal local, utilizar elementos reciclados y, sobre todo, a rescatar el sentido de la celebración de la Navidad.

Cuando Ana Pérez se mudó a una finca en Tunuyán hace 15 años, decidió dejar de armar un pinito plástico y decorar, en cambio, uno de los manzanos del lugar.

Como los pequeños frutos que cuelgan de las ramas ya lo embellecen, añade apenas unas pocas luces. Pero además, suele escribir en un papel las cosas bonitas que le pasaron en el año y ubicarlo en el árbol navideño.

“Lo principal es entender que el árbol representa la esencia de la vida: nos da frutos, madera, hace la fotosíntesis. Y en la Navidad celebramos justo eso, la vida”, señala Ana.

Por eso, considera que se puede usar cualquier planta o pintar un pino en una cartulina y que cada persona escriba un resumen del año y deseos para el siguiente. En tanto para los adornos planteó que abuelos, padres e hijos pueden hacer juntos guirnaldas, estrellas o angelitos en papel. “Que sea un acto alusivo del amor a la familia, para recuperar el sentido de las Fiestas”, dijo.

Teresita Capezzone reconoce que abandonó la tradición de armar el arbolito navideño, pero cuenta que los últimos años juntaba ramas sueltas y palitos de la precordillera y los ataba a un palo central, que sostenía la armazón. La mujer indicó que para armar una estructura de este tipo también se pueden aprovechar las cañas locales y como base una maceta con tierra.

Teresita planteó que las semillas de muchos árboles sirven como adornos, ya sea en forma natural o pintadas.

Este es el caso de vainas, piñas o las bolitas del liquidambar. “Cuando yo era chica, hacíamos adornos con papel celofán y brillantina. Nos ponían a pintar porque ya se habían terminado las clases”, recordó para ilustrar que no es necesario gastar dinero en decoraciones.

De todos modos, planteó que esta costumbre no responde a nuestra cultura ni ubicación geográfica. Es que proviene -contó- de una fiesta pagana para guardar la vida que se celebraba en los países nórdicos antes de la llegada del invierno. De ahí que se tomara un retoño de un árbol y se lo adornara como un símbolo de esperanza de la llegada de la primavera.

Jorge Geroli también es de los que aprovechan la vegetación natural para armar el árbol de Navidad.

En el lugar donde vive tienen varias coníferas y debido a que hace más de 20 años la familia se dedica a la agroecología, usan algunas de las típicas esferas de plástico que han guardado del pasado, para embellecer uno de los forestales.

Además, con el concepto de reutilizar lo que algunos consideran residuos, han creado decoraciones con latitas de gaseosa, tetrabrik pequeños de jugos y envases de yogur. Algunos de ellos pintados, pero otros con los colores que ya traen. “Tratamos de no generar más basura”, resalta. En tanto, para armar guirnaldas coloridas reciclan pedacitos de diferentes telas.

Pinito reutilizado

Jennifer Ibarra, de Fundación Cullunche, comenta que compró hace mucho un pinito plástico, de unos 40 centímetros de alto, y es el que sigue utilizando, con los mismos adornos de entonces.

En este sentido, manifestó que es mucho mejor que se usen arbolitos navideños de este material, en lugar de lo que ocurre en Estados Unidos, donde se cortan cada año miles de forestales porque es costumbre usar plantas naturales. Y también resaltó que los argentinos tenemos como costumbre utilizar el mismo pino por varios años.

Asimismo, indicó que también es una buena idea aprovechar cualquier planta del jardín o armar un pino navideño con botellas u otros elementos reciclados.

Esto, a la manera del árbol de los deseos ambientales, que la entidad colocó hace dos años en el centro de Mendoza, para que la gente escribiera su pedido en un papel y lo colocara en las ramas. Para conformar la armazón utilizaron listones de madera que habían unido a un palo central y surgían en distintas direcciones.

Fuente: http://www.losandes.com.ar/notas/2013/12/7/arbolito-ahora-reciclado-autoctono-754899.asp

Te puede interesar >>>

Las series de Netflix más vistas en Argentina

El número de “supermaratoneros”, la denominación que Netflix les asigna a los espectadores que miran …