Inicio > Salud > ¿Todavía no conoces las terapias más recomendadas para la depresión y la ansiedad?

¿Todavía no conoces las terapias más recomendadas para la depresión y la ansiedad?

Si así fuera esto, hemos venido a contarte sobre las mejores terapias para tratar cuidadosa y eficazmente problemas tales como pueden ser la depresión o la ansiedad. Resulta que actualmente, teniendo en cuenta todos los estudios realizados y los conocimientos que se van adquiriendo día a día, el humano ha sido capaz de desarrollar muchos tipos distintos de curas para estas enfermedades mentales.

 

De modo que, entre las terapias o técnicas de tratamiento para estos problemas que algunas mentes desarrollan, encontramos el mindfulness. Este nuevo concepto ha estado cogiendo fama recientemente, y al parecer obtiene resultados muy útiles, desde curas e depresión hasta simplemente técnicas de relajación y de conciliación del sueño.

 

Al parecer esta técnica o estrategia tiene muchos beneficios sobre el cuerpo humano. Se define como una filosofía de vida en la que se usa la meditación como medio para alcanzar sus diversos objetivos. Estos objetivos suelen estar la gran mayoría de las veces relacionados con la mejora de la calidad de vida de aquel que lo practique.

 

Así pues, viendo lo que este método nos permite, consiste en concentrar la mente en una única cosa, y olvidarnos del resto del cuerpo. Así es como se consigue, por ejemplo, conciliar el sueño de un modo más eficaz. Pues lo mismo debe realizarse para calmar la ansiedad u olvidarnos de la depresión.

 

De modo que existe la terapia mindfulness aplicada a la depresión y la ansiedad. La depresión es una enfermedad de la cabeza, es decir, es algo mental, no físico. Ésta consiste en sufrir varios síntomas, que muchas de las veces suelen ir unidos a los síntomas de ansiedad. Es decir, el tener una de estas enfermedades te puede llevar a la otra, suelen ir unidas en muchos casos.

 

¿Qué es realmente la depresión?

 

Pues bien, como íbamos comentando, la depresión se sufre cuando la persona tiene síntomas como bajo estado de ánimo, cansancio, falta de energía, sentimiento de inutilidad como odiarse a sí mismo, sentir desesperanza y abandono, dificultad para concentrarse, inactividad, o sobre todo se suele dar la pérdida de placer en realizar actividades que antes solían hacer feliz a la persona sufriendo depresión.

 

Por consiguiente, podemos observar que son sentimientos que se encuentran en la mente, y que si son tratados con terapias como mindfulness, es muy probable que consigamos hacer que estos sentimientos negativos vayan desapareciendo de nuestras cabezas. Si centramos toda la capacidad de nuestro cerebro en otra cosa y nos esforzamos para olvidar esta serie de malos pensamientos puede que acaben saliendo de nuestra cabeza paulatinamente.

 

Aunque la depresión también tenga síntomas algo más físicos, en lugar de psíquicos, como la inactividad o el exceso de sueño, al igual que la falta del mismo, sigue siendo algo totalmente mental, ya que todos estos problemas nacen de la persona misma, de su propia cabeza.

 

Y, ¿qué hay sobre la ansiedad? ¿Se puede tratar la ansiedad con la terapia mindfulness?

 

No obstante, analizando el caso de la ansiedad, vemos síntomas muy parecidos e incluso algunos compartidos. Los síntomas de la ansiedad pueden ser variados y de distintos tipos, es decir, físicos, psicológicos, de conducta o intelectuales o sociales. Seguramente hayamos visto o sufrido más de uno ya que la ansiedad es algo que se suele dar en una parte considerablemente alta de la población.

 

Sin ir más lejos, los más comunes y más típicos son la taquicardia, palpitación, sudoración, molestias, temblores, falta de aire… Además, la inquietud, el agobio, la sensación de amenaza, sensación de vacío… También se suele estar en estado de alerta o actuar por impulsos. De igual modo, se suele dar la dificultad de concentración y de atención, unida a preocupación excesiva y la sobrevaloración de pequeños detalles.

 

De modo que para tratar estos problemas mentales que tantas dificultades provocan a las personas que lo sufren, existen vario métodos, distintas técnicas y terapias y muchas estrategias diferentes. Así que, finalmente, encontramos la terapia mindfulness como una de las más usadas en estos últimos años para combatir esto.

 

Terapia Mindfulness para tratar la ansiedad y la depresión.

 

Una vez sabido en qué consiste la depresión y la ansiedad, y sabiendo cómo funciona el método mindfulness, podemos preveer que será eficaz para tratar, y al menos intentar combatir algunas de las enfermedades mentales, como pueden ser la ansiedad o la depresión.

 

La meta final de mindfulness es llegar a un estado profundo de conciencia, la relajación de esta y que ésta sea consciente de la realidad fuera de nosotros. Así podremos ser conscientes de lo que está en nuestra cabeza, y sólo en nuestra cabeza, sabiendo hacer una distinción. Así cada persona que sufra una de estas enfermedades sabrá que se trata únicamente de sus sentimientos.

 

En definitiva, estos problemas también se pueden tratar día a día de un modo más rutinario, quitándoles así importancia, la cual a veces parece hacer estas enfermedades más y más grandes. De modo que, podemos hacer uso de esta terapia de una manera muy sencilla, ya que hay muchos tutoriales disponibles en internet, es decir, tenemos fácil acceso a esta terapia… ¿por qué no probarla?

 

Que opinas? Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

Que dijo Guillermo Moreno tras la decisión de Cristina Kirchner

Tras conocer la decisión de Cristina Kirchner, el ex funcionario consideró que «no es peronista» …