Inicio > Curiosidades > 5 motivos para visitar el Parque Nacional de Komodo (Indonesia)

5 motivos para visitar el Parque Nacional de Komodo (Indonesia)

El Parque Nacional de Komodo se encuentra en el archipiélago indonesio, entre las islas de Sumbawa y de Flores. Es el único lugar de la Tierra donde se puede ver de cerca, en libertad, al dragón de Komodo, una especie de lagarto bautizada como el último dinosaurio viviente.

En un esfuerzo por conservar esta criatura excepcional y su hábitat natural, el Parque Nacional de Komodo fue declarado Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. El parque lo componen tres islas principales (Komodo, Rinca y Padar) y numerosos islotes, con una superficie total de 1817 km2.

Además de ser el hogar de más de 2500 ejemplares de esta impresionante y temible criatura, el Parque Nacional de Komodo puede presumir de ser uno de los mejores lugares para bucear del mundo, de unos paisajes de ensueño y de una vida salvaje muy variada. No es de extrañar, pues, que haya sido designado como una de las “7 maravillas naturales del mundo”.

Con la apertura de un aeropuerto en Labuan Bajo (en la isla de Flores), el acceso al Parque Nacional de Komodo está a un simple paseo en barco. Para visitar a los dragones, así como al resto de atracciones del parque, hay que planear bien el viaje y contratar una excursión.

Aquí te presentamos cinco de los muchos motivos por los que vas a querer descubrir la magia de este diamante indonesio.

Dragones de Komodo

Muchos de nosotros hemos visto Jurassic Park y nos ha encantado. Algunos aficionados incondicionales pueden haber jugado a juegos inspirados en la franquicia, y puede que algunos hayan probado incluso una tragamonedas inspirada en la película. Sin embargo, la experiencia definitiva sería… ¡visitar un parque jurásico en la vida real!

La mayor atracción del Parque Nacional de Komodo es, por supuesto, el dragón de Komodo, que se encuentra en las islas de Komodo y Rinca. Mediante una excursión organizada, tendrás la posibilidad de caminar entre estos dragones, que campan libremente en su hábitat natural. Estas magníficas criaturas prehistóricas pueden alcanzar hasta 3 metros de longitud y pesan unos 70 kg, lo que los convierte en los lagartos más grandes del planeta. Su voraz apetito es comparable a su tamaño: pueden comer hasta el 80% de su peso corporal de una sentada, siendo el búfalo salvaje uno de sus alimentos preferidos. En alguna ocasión han atacado incluso a personas.

Con más dragones que humanos en este reino jurásico, es comprensible que noticias así puedan resultar aterradoras, pero debes saber que estos varanos viven de forma bastante harmoniosa con los hombres. Para garantizar su seguridad, los visitantes deben permanecer en las zonas acotadas e ir acompañados de los guardas del parque en todo momento, los cuales ahuyentan de forma suave con un palo especial a los lagartos que se acercan demasiado.

Aunque tu visita a estas criaturas pueda deparar algún momento intenso, podemos asegurarte que vivirás una experiencia inolvidable.

Submarinismo y buceo

Imagínate nadando entre mantarrayas, un elegante gigante del mundo submarino que puebla las aguas de Manta Point, o bucear entre más de 2000 especies de peces de colores en mitad de un impresionante arrecife de coral.

El Parque Nacional de Komodo se encuentra en pleno Triángulo de Coral, considerada la mayor zona de biodiversidad marina de la Tierra. Aquí conviven especies increíbles, como mantarrayas, tiburones, ballenas y tortugas, así como el 76% de las especies de coral del mundo, lo que la convierten en el paraíso de los submarinistas y en la meca de la fotografía subacuática. Además de por el submarinismo, el Parque Nacional de Komodo destaca por la calidad de su snorkeling.

Existen infinidad de puntos de inmersión en la zona, la mayoría de nivel intermedio y avanzado debido a la naturaleza impredecible de las corrientes. Eso sí, aunque seas novato, también tienes muchas opciones para disfrutar de la mejor experiencia submarina de tu vida. Busca un poco y, sobre todo, contrata una empresa de submarinismo de confianza.

Pink Beach

Pink Beach, o Pantai Merah, es una de las siete playas rosas que hay en el mundo. Ubicada en Komodo, se trata de una playa impresionante originada con coral rojo mezclado con arena blanca, lo cual le confiere un tono rosáceo. Aquí puedes relajarte al sol en la arena o darte un baño en sus cristalinas aguas turquesa. Vale la pena recordar que Pink Beach comparte isla con el dragón de Komodo, a quienes también les gusta pasearse y nadar por la zona, ¡así que no te separes mucho del guía!

Excursionismo en Padar

La isla de Padar es la tercera isla en importancia del Parque Nacional de Komodo, con un paisaje espectacular y una gran variedad de vida salvaje. Fue hogar también de tres especies de dragón de Komodo, pero la falta de alimento y la caza provocaron su extinción de la misma. Puedes subir al punto más alto de Padar y disfrutar de unas vistas panorámicas impresionantes. Aquí también puedes practicar snorkeling y ver tiburones y delfines, o bien visitar sus playas de colores: de arena blanca, de arena negra y de arena rosa.

Vida salvaje y paisaje

Además de los dragones y de la variada vida submarina, este increíble hábitat lo comparten también muchos otros animales, como caballos, búfalos, ciervos, jabalíes, monos, doce tipos de serpientes y más de 40 especies de pájaros. Visitar las diferentes islas del parque te brindará la posibilidad de ver a todo tipo de animales viviendo en libertad en su entorno natural.

El paisaje del parque es tan diverso como su vida salvaje, ya que incluye desde colinas montañosas, sabanas, praderas y manglares hasta bahías con playas de diferentes colores.

Si eres un amante de la naturaleza, el Parque Nacional de Komodo te enamorará.

Que opinas? Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

Jimena Barón indignada con el coordinador pro vida: “Es sádico e hipócrita”

Alejandro Geyer había asegurado que una nena de 10 años abusada “podría haber consentido la …