Inicio > Cocina > Receta de la salsa holandesa

Receta de la salsa holandesa

Ingredientes de la :

  • Mantequilla – 150 gramos
  • Yemas de huevo – 2 unidades
  • Sal – al gusto
  • Vino blanco – 1 cucharadita

Elaboración de la Receta

  1. Ponemos a calentar la mantequilla en un cazo. Calentamos a fuego moderado, sin remover, simplemente dejamos que la mantequilla se vaya fundiendo. Es importante no remover para que el suero se pose en el fondo del cazo.
  2. A medida que la mantequilla se va fundiendo, vamos retirando la fracción blanca que se forma en su superficie. Para ello, nos ayudamos de una cuchara. Los posos que han quedado en el fondo no los tocamos. Con este proceso se consigue clarificar la mantequilla, separando la parte acuosa de la parte grasa. Una vez que hemos clarificado la mantequilla dejamos que se atempere ligeramente.
  3. Mientras tanto, cascamos los huevos y separamos las claras de las yemas. Reservamos las claras, que podemos aprovechar para preparar una saludable tortilla. Ponemos las yemas en un cuenco y las batimos con la varilla hasta que quede una mezcla espumosa. Si lo deseamos, podemos hacer uso del accesorio de varilla de la batidora eléctrica.
  4. A continuación, comenzamos a verter la mantequilla clarificada en un fino hilo. Añadimos un poco y batimos para que se incorpore a las yemas.
  5. Continuamos incorporando lentamente la mantequilla, mientras continuamos batiendo. Poco a poco, nuestra salsa va cogiendo consistencia hasta dar lugar a una especie de mayonesa.
  6. Cuando quede poca mantequilla en el cazo la vertemos con mucho cuidado para que no caigan los pasos blancos que quedan en el fondo.
  7. Una vez que hemos incorporado toda la mantequilla, añadimos un poco de sal y la cucharadita de vino blanco. Batimos un poco más para que ambos ingredientes se integren y ya tenemos lista nuestra salsa holandesa.

Fuente> http://www.cocina-casera.com/2015/05/salsa-holandesa.html

Te puede interesar >>>

Las aberrantes palabras que un cura le decía a niños antes de abusarlos

Gerald Francis Ridsdale se declaró culpable. Por tercera vez. Eran numerosas y contundentes las pruebas en …